la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 19 de agosto de 2016

Málaga: Falta Toro y sobran figuras / Por Darío Calacha


Morante se desentiende del primero de la tarde y da lugar a que suenen los 3 avisos. Toreros con sus gatos bajo el brazo. La autoridad, inexistente. Roca Rey, cogido en su primero y trasladado a la enfermería, decidió salir de nuevo a la cara de su oponente.

Falta Toro y sobran figuras

Darío Calacha
Pureza y emoción / 19.08.2016
Hoy hago esta crónica desde la decepción, la rabia y la indignación más profunda que pueda sentir amén de sentirme ultrajado. Hoy hago esta crónica para demostrar que yo sí tengo vergüenza torera, compromiso y amor propio con quien me lo pide. No como estos señores, que además de no tener nada de eso escupen en la mano de quienes les dan de comer. Y encima se hacen llamar figuras. Jamás podía pensar que iba a presenciar un bochorno como el de hoy. Hoy no ha venido Morante de la Puebla, ha venido un señor (por decirlo finamente) a darme gato por liebre (nunca mejor dicho). A reírse de Málaga, de los aficionados y de la historia de esta centenaria plaza de La Malagueta. La culpa es tuya, José Antonio, y de tu compañero de cartel, un tal Julián, que traéis vuestros gatos bajo el brazo. Así como de la autoridad, inexistente. Sean veterinarios, Delegados Gubernativos y todo aquél que debe velar por la integridad de la Fiesta. Esa que vosotros, día tras día, mancilláis sin escrúpulo alguno.

¿Dónde estaba el Delegado Gubernativo cuando el sr. de La Puebla se dispuso cruceta en mano desde el burladero a descabellar al animal, ya oídos los tres avisos? ¿Acaso esa actitud no conlleva multa? Pero claro, si la Autoridad mira para otro lado, ¿qué vamos a esperar los paganos? Ignominia, burla y escarnio.

El primero de la tarde sale manseando y calamocheando por doquier. Morante lo recibe discretamente porque no le gusta. Le hace ascos pero deja una media muy vistosa. El toro llega al peto suelto, arrebatando la vara al piquero y manseando. Lo pincha el varilarguero ¡en la barriga! y es masacrado en la segunda vara. El torero comienza su faena de muleta por la derecha y por bajo. Al obligarlo, el toro manifiesta su poca fuerza. Cita muy despegado, a lo que el animal responde cantando su mansedumbre y pillando la de villadiego. Por la siniestra más de lo mismo. No quiso verlo más y decide ir por la espada. Pinchazo y dos descabellos desde lejos. Se desentiende del animal y da lugar a que suenen los 3 avisos.

El cuarto es otro manso y descastado de libro que busca la salida urgente. Ejecuta algunas verónicas meritorias, desmayado y cargando la suerte. En el primer tercio se muestra manso, no mete la cara. Se le castiga en demasía. Morante inicia por la derecha, tanteándolo. Mantanzo desvergonzado y el toro se echa por aburrimiento y podredumbre interior. Trastea al animal y consigue algunos pases decentes que preceden a un pajareo vergonzante. Estocada trasera casi entera con efecto fulminante.

El sexto, que lo mata en lugar de su compañero Roca Rey por resultar el peruano herido en su primero, lo masacran en varas tapándole la salida. Los palitroques son puestos cuál dardo contra diana, es decir, lanzados. Mantazos a diestro y siniestro culminando con estocada caída.

El Juli recibe a su primero con verónicas a pies juntos para ser posteriormente castigado en varas hasta decir basta. Quita Julián por chicuelinas rematadas bellamente con una media muy buena. Responde Roca por tafalleras y gaoneras de vértigo que levantan el aplauso. Brindis al respetable de Julián, que inicia con doblones por bajo. El toro hace ademán de rajarse, pero el torero lo cita y acude con prontitud, dejando una tanda rematada con un buen trincherazo. Pero ahí quedó todo. El pobre animal enfiló chiqueros como alma que lleva el diablo. El toro es pitado en el arrastre.

Segundo de Julián. El toro sale con la cara alta pero intentar meterlo con el capote en el canasto no entra en el ideario taurino de estas figuras. Es citado por el jaco y acude suelto y con la cara a media altura, donde se le da fuerte y se le tapa la salida. El toro queda en las tablas, de donde intenta sacarlo El Juli e instrumenta por la derecha un insulso trasteo. Toreo de pico. Por la izquierda, toreo de retorcimiento. Cuando volvió a la diestra sí ejecutó algunos momentos meritorios. Continúa con un pajareo, al igual que Jose Antonio, vergonzoso. Metisaca, pinchazo y estocada entera que causa derrame.

El de Perú, Roca Rey recibe por verónicas al que sería su único toro de la tarde. Para llevarlo al caballo ejecuta chicuelinas al paso, pero el toro no va debido a su mansedumbre. En varas hizo todo con la cara alta. El segundo puyazo es simulado. Brindis al público de Roca Rey, que inicia por la derecha echando la muleta por delante. El toro cortaba el viaje a la mitad del camino salía algo suelto. Por la izquierda cita sin cruzarse, lo que provoca que no haya ligazón. En uno de los cites se descubre y el burel no persona. Lo prende y es pasado en volandas a la enfermería, pero minutos después decide salir para acabar con su oponente. Sigue por la derecha en una tanda estimable de ajuste y bien coronada con el de pecho. Elabora la faena acortándole el viaje y las distancias. Cuatro pinchazos desvaneciéndose, posteriormente, por la cornada. Tuvo que salir Morante, que cobró pinchazo y descabello. Aviso. Entre medias intentó saltar una animalista para protestar, siendo prendida hábilmente por un espectador de la barrera y reducida por la Policía.
  • Málaga. Plaza de Toros de La Malagueta. 
Jueves 18 de agosto de 2016. 
5ª de abono. Lleno en tarde soleada y muy calurosa. 
Toros de Garcigrande (2º y 3º) y Domingo Hernández (1º, 4º, 5º y 6º).Feos, descastados, mal presentados, mansos, rajados, impropios de plaza de primera y sin un ápice de nada que se le pueda llamar toro bravo. 

Morante de La Puebla, pitos tras tres avisos, división y pitos en el que mató por Roca Rey; 
El Juli, palmas y silencio; 
Roca Rey, ovación al irse a la enfermería.

Parte médico de Roca Rey: 
"Herida contusa por asta de toro en abdomen. Herida inciso-contusa en tercio externo izquierdo del labio superior que interesa a piel con una trayectoria de unos 2 centímetros y mucosa gingival, unos 4 centímetros de longitud en su parte interna. Sin pérdida de piezas dentales. Pronóstico grave. Firmado: Dr. Horacio Oliva".