la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 17 de junio de 2012

BOGOTÁ: Las cortinas de la democracia. Por: Enrique Calvo 'El Cali'


El terrorista del M-19 Gustavo Petro, alcalde de Bogotá
Las cortinas de la democracia. 

Por: Enrique Calvo 'El Cali' 

La salud del país en la “olla”, la del Distrito igual; las vías del país en otra “olla”, las de la capital en el peor estado, ¿será qué es de humanos el transporte de los bogotanos?; la educación de los niños colombianos es malísima, ¿será qué la de los niños distritales es diferente? Seguro que no. Pero peor aún, ¿cuantos niños con hambre, en los semáforos, en la prostitución, viven a diario este viacrucis en Bogotá?

No sigo, pues no alcanzaría el papel para enumerar la larga lista de los verdaderos problemas de los colombianos y en especial de los habitantes capitalinos. Presiento que salir a defender la vida de los TOROS BRAVOS en éste preciso momento es una “cortina” para tapar problemas muchos mas complejos, los cuales requieren de otro talante y de capacidad para develar políticas de fondo a los seres humanos.

La violencia está en todo lo arriba enunciado, está en el sistema bancario, en las injusticias que hay en la justicia, en la depredación del medio ambiente, en la corrupción que inunda los estamentos del Estado y algunas empresas privadas.

Triste que la sociedad capitalina que tiene una enorme tradición taurina desde la época colonial, le “coma cuento” a un contexto que están manejado mejor los enemigos politiqueros, que los propios taurinos, que de todo tendrán, menos de violentos.

El que se encuentre la Fiesta de los Toros, en “cuidados intensivos” se debe en mayor medida a la nefasta gestión de los profesionales del toro, me refiero a los mismos españoles que nunca implementaron ni enseñaron a desarrollar políticas de mercadeo, de inversión y divulgación hacia las nuevas generaciones.

El sitio donde mejor salud disfruta la Fiesta Brava, se llama Francia, los taurinos y los aficionados comprendieron el aspecto cultural y artístico que entraña ésta Fiesta y todos unidos, consiguieron el año 2010 que el Ministerio de Cultura ,declarara LA FIESTA DE LOS TOROS, Patrimonio Cultural Inmaterial de las provincias del sur. Pregunta: ¿será que los franceses son más violentos que los colombianos por reconocer, amparar y respetar la cultura y las tradiciones taurinas?

¿Bueno, pero acaso el Congreso Colombiano, del cual hizo parte el actual alcalde, aprobó la Ley Taurina, donde en su primer artículo, reconoce el aspecto artístico del espectáculo taurino? ¿Y los antitaurinos por muchos que sean, no podrán desconocer los conceptos de las cuatro Sentencias de la Corte Constitucional en donde se menciona el aspecto cultural como sustento a declarar exequible un artículo de la Ley de protección animal demandada por los antitaurinos y así poder continuar con el espectáculo? No cabe la menor duda que esta “cortina” sirve para tapar otras cosas y sobretodo para hacer demagogia politiquera.

Querer desconocer el alcalde, un contrato que termina en el 2015 le puede costar a todos los “rolos” antitaurinos y taurinos, un dinero importante, más el que se pierde, por concepto de impuestos que el actual arrendatario ha aportado a las arcas del Distrito, una suma nada despreciable de alrededor de 12 mil millones de pesos.

Si se defiende la muerte “cruel” de 40 toros bravos en la “Santamaría”, primero habría que defender la muerte, mucho más cruel, de miles de gallinas, pollos, cerdos, patos, vacas, toros cebú etc. que se matan a diario en los mataderos bogotanos, por cierto, muchos con deficiente control sanitario, todos para el consumo humano, pero aquí no se dice nada; lógico ….. Mi querido Petro; estas muertes no dan votos.
***