la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 12 de junio de 2012

Parlamento catalán.- Hay que ser siniestro y oscuro / Por José Luis Cantos Torres



"...Hay que ser muy siniestro y oscuro, para malgastar un solo céntimo de las arcas públicas de la Generalidad de Cataluña para indemnizar al mundo taurino, cuando por falta de liquidez económica se están cerrando quirófanos, se tienen que pagar recetas, o se demora las fechas de las operaciones, es un proceder simplemente indignante y repugnante por parte de los gobernantes, que si conocieran la vergüenza se le caería la cara a trozos...

El autor del libro "La Monumental de Barcelona, de Joselito El Gallo a Manolete" reflexiona sobre el debate que estos días tiene lugar en el Parlamento catalán sobre la posible indemnización por la prohibición de las corridas de toros.

Por José Luis Cantos Torres  
Me gustaría que este escrito que les presento, lo leyeran con sosiego y dentro del contexto actual en el que nos encontramos, tengan muy en cuenta el clima económico y los recortes que nos asfixian, propiciados en parte gracias a la nefasta y derrochadora gestión de algunos de los políticos que han gobernado este país desde sus diferentes parlamentos. Es difícil clasificar una mente humana que aprecia más a un animal que a un ser humano de su misma especie, y lo digo con todo mi respeto, pero no ha lugar que se esté debatiendo estos días en el Parlamento de Cataluña, indemnizar con dinero público, una empresa privada por una intencionada prohibición que un sector de los políticos catalanes, llevaron a cabo en contra la tauromaquia. 

Hay que ser muy siniestro y oscuro, para malgastar un solo céntimo de las arcas públicas de la Generalidad de Cataluña para indemnizar al mundo taurino, cuando por falta de liquidez económica se están cerrando quirófanos, se tienen que pagar recetas, o se demora las fechas de las operaciones, es un proceder simplemente indignante y repugnante por parte de los gobernantes, que si conocieran la vergüenza se le caería la cara a trozos. A favor o en contra de la tauromaquia, primero son las personas y las necesidades de primer orden que necesitan, como la sanidad, departamento que debería ser intocable bajo ningún concepto, puesto que es la vida el mayor triunfo que tiene el ser humano. Malgastar en estos momentos dinero en indemnizar una ILP anti-taurina que se tramitó con el apoyo del 0,96% del electorado catalán y que su tramitación en el Parlamento se realizó a la velocidad del rayo, es una autentica aberración interesada por parte de un sector de la política catalana, y más si se tienen en cuenta que con fecha de enero de 2012, existían 6 ILP en el Parlamento Catalán que incluso son anteriores a la anti-taurina y sobre todo, de un interés mucho más generalizado entre la población, pero por unas causa o por otras, aun no han sido tramitadas.
***