la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 17 de julio de 2016

Blatter, el hombre de las bolas calientes



"...Benny Alon, ex directivo de la FIFA, reconoció el otro día que Blatter era "el hombre de las bolas calientes" y que él había sido testigo de amaños en Mundiales: "En 1994, en Estados Unidos, un día antes del sorteo se me trasladó le presión de que México jugara en Orlando". 

Blatter, el hombre de las bolas calientes

Hace ahora justo un mes que Joseph Blatter salió denunciando la existencia de "bolas calientes" en algunas competiciones internacionales. Todas las pistas conducían directamente a la Champions porque el inhabilitado presidente de la FIFA acusaba a la UEFA de su archienemigo y también inhabilitado Michel Platini pero exculpaba, por supuesto, a la organización que él mismo había presidido hasta hacía bien poco. Aquellas declaraciones de Blatter pasaron sin pena ni gloria, del mismo modo que nadie hizo caso, por mucho que servidor insistió en que alguien con mando en plaza indagara en la conversación entre Villar y Rosell, la del "qué más quieres que te dé, Sandro, si ya te lo he dado todo", o repreguntase al ex vicepresidente culé Alfonso Godall qué quería decir con aquello del "saldo arbitral favorable". Tampoco se hizo caso de lo dicho por Simeone hace ahora un año: "La Liga está peligrosamente preparada para el Real Madrid".

Las palabras de Blatter pasaron, como decía, sin pena ni gloria, y eso provocó mucha indignación entre un amplio sector del periobarcelonismo y delperioatletismo que veía cómo se le escapaba ante sus ojos la suculenta posibilidad de manchar de algún modo (más) la consecución de La Undécima, que ha hecho un daño irreparable. 
Lo que yo digo es muy simple: investíguese todo, absolutamente todo; investíguese todo hasta el fondo, afecte a quien afecte e independientemente del color de la camiseta; investíguese todo caiga quien caiga. 

Investíguese si es cierto que Villar le dijo a Rosell en un céntrico hotel madrileño que ya no le podía dar más. Investíguese qué quiso decir Godall con aquello de que el trato arbitral había mejorado mucho con la llegada a la presidencia del Barça de Joan Laporta
Investíguese por qué dijo Simeone que la Liga estaba preparada para el Madrid. 
Investíguese también, por supuesto, lo dicho por Blatter. Ahora bien, lo que me llama la atención es que quien abomina del villarato y pasa por alto la denuncia sin pruebas de Simeone... defienda de repente el platinato porque cree que le beneficia a él.

Blatter dijo lo que dijo, tiró la piedra y escondió la mano y se salvó a sí mismo, por supuesto. Él había sido testigo de cómo se trucaban algunos sorteos... pero en la FIFA jamás, en su FIFA del alma querida nunca en la vida; en la UEFA sí porque en la UEFA son muy malos, pero... ¿en la FIFA? ¿En la FIFA que él presidió durante casi veinte años?... Imposible. Pues bien: Benny Alon, ex directivo de la FIFA, reconoció el otro día que Blatter era "el hombre de las bolas calientes" y que él había sido testigo de amaños en Mundiales: "En 1994, en Estados Unidos, un día antes del sorteo se me trasladó le presión de que México jugara en Orlando". 
Lo de Alon está siendo investigado puesto que está colaborando con las autoridades suizas, pero... ¿y lo de Villar y Rosell? ¿Y lo de Godall? ¿Y lo de Simeone?... 

Todo. Investíguese todo. Todo. Caiga quien caiga. Porque la basura, queridos periobarcelonistas y perioatléticos, no tiene color, sólo olor, mal olor.