la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 30 de julio de 2016

Madrid: El pliego de Las Ventas / por Andrés Amorós


Corrida en la Plaza de Las Ventas / La Loma

"...Con un empresario u otro, todo seguirá prácticamente igual en Las Ventas. Se sigue pensando a muy corto plazo y se desaprovecha una oportunidad en un momento de tantos ataques a la Fiesta..."

ANDRÉS AMORÓS
ABC.- Madrid, 30/07/2016
Pecaron de ingenuos los que esperaban con ilusión el nuevo pliego de Las Ventas. Vuelven a predominar las cautelas administrativas sobre lo específicamente taurino: con la empresa actual o con otra semejante, todo va a seguir casi igual. ¿Se rebaja el canon? Uniendo la contribución a la nueva Escuela de Tauromaquia, queda prácticamente el mismo. Se niega que se trate de una subasta pero se habla sólo de un canon mínimo, no máximo. Los festejos de San Isidro deberían coincidir con mayo: Un mes de toros en Madrid es una idea clara y un eslogan turístico útil. No se da solución a las actuales corridas de Beneficencia y Dos de Mayo.

Se dice que se han rebajado las condiciones para presentarse al concurso. Sería bueno que la Unión de Empresarios dijesen cuántos las reúnen. Con las Uniones Temporales de Empresas, aumenta el riesgo de los recursos. No se abre la baraja a otras opciones. ¿Por qué no se permite que se presenten todos los que estén dentro de la ley y es la Comisión la que decide?

No se debe adjudicar Las Ventas con criterios puramente matemáticos. Se habla del mejor trato a los abonados pero no se menciona su mejora de lugar... Las Ventas debe seguir siendo Plaza de temporada pero, ¿cómo se puede garantizar que, fuera de San Isidro, mejoren los festejos? Todos dirán que traerán a los mejores... Se valoran posibles inversiones en la seguridad y en los corrales. ¿No son temas importantes el viento y la cubierta?

En general, se da muy poca libertad al empresario y se multiplican las cautelas, para evitar que las críticas recaigan en los políticos. Por ningún lado aparecen las reformas que debe afrontar la Comunidad para garantizar la mayor brillantez del espectáculo y la comodidad de los espectadores. Habría que implicar al empresario en esta ineludible tarea, considerándolo un mérito en el concurso.

¿Por qué no se han abordado todos estos problemas? Porque eso supondría aportar dinero y meterse en polémicas: justo lo que ningún político quiere ahora; y, menos, por un tema taurino. Bastante tienen ya... Con un empresario u otro, todo seguirá prácticamente igual en Las Ventas. Se sigue pensando a muy corto plazo y se desaprovecha una oportunidad en un momento de tantos ataques a la Fiesta.