la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 19 de julio de 2016

Venancio Blanco y Antonio Carnicero conmemoran en una exposición los 60 años del Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo




LX Aniversario del Bolsín Taurino Mirobrigense
VENANCIO BLANCO Y ANTONIO CARNICERO TOROS Y CABALLOS EN DOS ARTISTAS SALMANTINOS 


Miguel Cid Cebrián
Patriarca del Bolsín Taurino Mirobrigense
Bolsin taurino.com / Ciudad Rodrigo 07/2016
El Bolsín Taurino Mirobrigense ha querido conmemorar su LX Aniversario promoviendo una exposición de dos geniales artistas salmantinos: Venancio Blanco y Antonio Carnicero, creadores de una gran obra escultórica y pictórica en el ámbito taurino.

Esta magna exposición va a contar además de con obras de ambos artistas, con la feliz presencia de nuestro querido Venancio Blanco, que sigue creando arte para deleite de todos. Antonio Carnicero y Venancio Blanco, tienen otras similitudes además de su origen salmantino. 


El haber estudiado en Roma pintura y fundición artística respectivamente, ser miembros de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y, naturalmente, su vinculación a los toros. Y si Carnicero destacó por su serie de grabados sobre Tauromaquia, que según los estudiosos inspiraron a su coetáneo Francisco de Goya, Venancio, nuestro Venancio, se convertiría en un prolífico autor de obras taurinas pues, no en balde nació en Matilla de los Caños del Río, centro de una comarca donde pasta el toro de lidia, y que evidentemente ha sido decisivo en su trayectoria como artista en su principal faceta como escultor. De ahí que no sorprenda que cuando vivía en Roma, las campanas de San Pedro le recordaran los grandes cencerros que oía de niño en su tierra charra.



Además, Venancio es nieto de Gaspar, que fue mayoral de la ganadería de Argimiro Pérez Tabernero, e hijo de José, su padre y también mayoral, lo que despertó en el artista una temprana fascinación por los caballos. De aquí que el monumento al Vaquero Charro en Salamanca haya sido un homenaje a sus ascendientes más directos y al hermoso trabajo de los vaqueros.

Y hablando de homenajes, justo y merecido es el que le rinde el Bolsín con motivo de esta exposición como reconocimiento a una trayectoria de gran artista universal que nos honra a todos y más aún a los que somos aficionados a los toros. Sus palabras agradeciendo el premio de la Asociación Taurina Parlamentaria en marzo de 2010, son ilustrativas de su admiración y afición por la Fiesta de los Toros: «la ilusión y el valor en el hombre junto con la nobleza y la belleza del toro, son el fundamento de la grandeza del toreo».

Nuestros deseos no habrían podido llevarse a cabo sin el patrocinio de Iberdrola. Asimismo cabe destacar la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, el Ministerio de Cultura, la Fundación Duques de Soria y la del propio personal de la Fundación Venancio Blanco. También la labor de comisariado por parte de Chema Sánchez, José Ramón Cid y Nuria Urbano; así como el impagable esfuerzo y la disposición de la poeta Isabel Bernardo, pregonera del Bolsín Taurino Mirobrigense en el año 2012.
A todos, sin excepción, nuestra gratitud y reconocimiento.