la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 20 de julio de 2016

Difícil ver la de pago / por Ricardo Díaz-Manresa




Difícil ver la de pago

Se nos ha echado encima el verano y ya disfrutamos de los sanfermines en la magnífica y completa programación de Movistar Toros. Un número tal de ferias (y encima de Primera) es un sueño desde hace pocos años.

Hasta ahora hemos visto Olivenza, Fallas, Resurrección en Sevilla, la de Abril, San Isidro, Istres, Alicante, Pamplona etc (más de 70 festejos ya) y nos anuncian Santander, Azpeitia, Puerto de Santa María, San Sebastián, Bilbao, Arles…y lo que caiga (otros 25). Un número que ni los más viejos del lugar : ni antes y yendo de plaza en plaza a costa de dinerales. Ni lo soñaban. Y esto hay que proclamarlo.

Yo, que soy muy partidario de la teletoros (en realidad lo veo todo -si no estoy en la plaza- y hasta las repeticiones) he criticado los comentarios, nunca la parte técnica, espléndida.

No me gusta lo de “tó el mundo es güeno” porque no favorece a la Fiesta, ni oir que siempre hay mayoría absoluta cuando piden las orejas (que es la mitad más uno, lo que significa una plaza más blanca que Sierra Nevada) ni cuando dicen unanimidad (que son todos, absolutamente todos…) Ni cuando vocean –el 99% de las veces- que el presidente, si no las concede, carece de sensibilidad.

Y han mejorado. Con todo respeto, creo que suprimir las entrevistas del palco de invitados –que últimamente hablaban mucho de hostelería y de los trajes de gitana de Sevilla de moda o de novilleros absolutamente desconocidos- le da más agilidad a la transmisión. Entrevistas a personajes del callejón y a los toreros y queda bien. Y mejor si los entrevistadores no parecieran fans en alabanzas entusiasmadísimas justificadas o no.

Y menos bienvenidas. A uno se le ocurrió darla el pasado día 6 a Hermoso en Pamplona y replicó el rejoneador : estoy en casa, la bienvenida os la doy yo a vosotros…

Más periodismo, please.

Tampoco me gusta que los comentaristas sean profesionales del toreo porque no hay análisis, casi nunca, sino corporativismo.

Y a los nombres eternos de Caballero y Muñoz y, ahora también a Rincón, Valverde, hemos tenido a Finito, Campuzano, Joaquín Buendía, Abellán, Manolo Vidrié y ahora a María Sara etc. ¿Dónde están los periodistas profesionales especializados en toros? Maxi y Del Ramo dan buen juego.

Hay algo, que me llama mucho la atención positivamente. Todos están desde el primer momento como en su casa aunque nunca antes hayan sido de micro salvo en las entrevistas concedidas por su carrera. Es sorprendente que se adapten de esa manera. En mis largos años en RTVE vi a algunos locutores profesionales ponerse nerviosísimos en cuanto los ponían en transmisiones en directo. Recuerdo a uno en Albacete, en la de Asprona, como un manojo desatado de nervios.

En el fútbol critican en las retransmisiones. Ya sé que es otra cosa y seguramente los toreros no lo permitirían. Son así.

Yo sinceramente eché de menos y me dí cuenta de lo que perdía cuando un año, recientemente, dejaron de televisar Sevilla.

En el verano del 2015 las pasé canutas en la playa y en sus hoteles. Todos, todos y todos los restaurante, bares y terrazas de del veraneo te ponían el futbol, exactamente los torneos de principio de temporada (campeón de Liga contra el de Copa, campeón de la Champion contra el de la Uefa etc etc). Lleno absoluto en todas las playas. Negociazo para las terrazas.

Y los toros…Cada mañana tras el partido me preguntaba en los bares más cercanos si tenían Canal Plus y, claro, tenían sólo el de fútbol…. Me encontré uno solo en Punta Umbría. Ni en Sevilla en agosto que fui a visitar desde la cercana Punta a un familiar enfermo y sudé para encontrar algún lugar para ver las corridas.

Busqué las de único espada de Castella en el Puerto y Talavante en Málaga. Sin éxito : la primera no la vi y la segunda en Benicassim y de milagro. En Sevilla sólo un bar peruano cerca de la Gran Plaza.

En temporada una vez en el Arenal de Sevilla, casi colindando con la Maestranza, todos los bares tenían puesto el fútbol…

Preguntaba el pasado verano en los hoteles, en los que residía y en los que no, y les animaba –pagando yo todo- a que se dieran de alta en los toros. Ni caso.

Mi mujer me dijo si estaba loco porque insistía en muchos sitios y una noche, en Jávea, paré a una pareja de municipales. Uno de los dos era aficionado y me indicó un sitio, en las afueras. Fui y un señor me dijo que cuando él llevaba el bar sí, pero que con su hijo no.

En Castellón ni contestaba el Club Taurino y me dieron un no rotundo en el taurino hotel que está al lado de la plaza, el Mindoro que hace negocio con los toreros.

Un hotel de Benicassim me dio la pista del bar en el que podía ver a Talavante. ¡Anda que no pregunté en sitios!

Pero también en secano. Un amigo mío del Escorial puso un anuncio en el tablón de la comunidad de vecinos pidiendo que si alguien tenía el Movistar toros y lo quería invitar le quedaría muy agradecido. Suerte : apareció uno.

Hago esto: entro en el bar, pregunto si dan los toros, si me responden que sí saco 10 € y le doy el billete : esto por poner la corrida. Y después no me quieren cobrar : eso lo di por los toros y ahora pago la consumición.

Total y este es el consejo : cuidado con la televisión de pago porque le va a costar sudores encontrar los toros en establecimientos públicos.

Este verano me llevo el yomvi, que es lo que deben hacer todos, y veré en la playa las que llegan sueltas. Hasta ahora sólo me coinciden las de Santander y las dos primeras de Bilbao. Estaré en Jávea la segunda de julio -que no hay ningún sitio- pero sin Yomvi podría verla en Denia

Iré después a Punta Umbría antes de Bilbao. Solución Yomvi (fácil) o bares rarísimos (donde gustan los toros y pagan al Plus). Problema resuelto.

Las demás o en situ en las ferias o en casa tan ricamente. Alterno siempre playa y toros Movistar para que no coincidan. Es un pacto con mi mujer no muy aficionada.