la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 17 de julio de 2016

Enrique Ponce, cuantas verdades en sus palabras…/ por Fabio Randazzo



"...Y gracias al Emperador de Chiva por esta clase de torería, esta dura lección emocionada y emocionante, estas palabras que reivindican los esfuerzos, la sangre, las vísperas, los miedos, el valor de todo el escalafón..."

  • Sus palabras reivindican nuestra afición y nos llenan de orgullo.
  • Palabras, gestos y gestas que nos confirman, una vez más, que Enrique Ponce es un superdotado dentro y fuera la arena.

Noticia relacionada:


Fabio Randazzo
Aficionado italiano
'De toros en libertad'
Estupenda, significativa, verdadera, magistral clase del catedrático del toreo.
Cuantas verdades en sus palabras…

La Fiesta de los toros es un rito sacrificial, rito trágico y artístico. Un mixto de arte y muerte.

Es una lucha que tiene que terminar con la muerte del toro.

El torero, a una fecha y hora precisa, en una plaza precisa tiene que intentar crear una obra de arte, cada uno con sus medios técnicos y artísticos.

Tiene que intentar crear arte con un animal del todo incierto, arriesgando su propria carne, hasta su vida, entregando su sangre a gloria de nuestra querida fiesta.
Con técnica, valor e inteligencia tiene que sobreponerse a la fuerza del animal.

Lucha entre seres mitológicos.

En cualquier arte, el protagonista, tiene la posibilidad de volver atrás, el torero nunca puede, los dioses terrenales con traje de luces no pueden corregirse. Nunca.
Es el mito del torero.

Mito que apoya su base en la representación pagana de la tragedia y tiene sus fundamentas en el valor, en el sacrificio, en las tremendas vísperas, en la sangre derramada, en la vida hasta monacal de nuestros héroes, en las renuncias.

Hasta nosotros, los aficionados, aunque percibimos riesgos y peligros, quizá no estamos listos a aceptar el sufrimiento, la muerte y desde luego no podemos enterarnos de lo que ocurre en la mente del matador.

Nunca pensamos que ese día, la tragedia va a pasar, pero la sombra de la muerte siempre está presente, siempre…

Los toreros, sus madres, padres, mujeres, hijos, amigos conviven con este miedo, con esta idea…

Tiene que ser terrible!

Los toreros son humanos esculpidos por la raza y por el valor de los mitos griegos.
Respeto para el hombre vestido de luz! Y respeto para el aficionado, por supuesto!

En estos tiempos de “politically correct”, cuando no de estrafalarias ideas que quieren convertirnos en sujetos lobotomizados, el mito del torero, su raza su coraje, su vida tiene un valor enorme.

Una parte de la sociedad quiere disneylandizar el mundo y las palabras del maestro, fuertes y emocionantes, reivindìcan nuestros valores, nuestras ideas, nuestras raíces.

Visto desde fuera, me parece obvio que aquí, lo que se intenta es acosar y derribar todo lo que huele a España, sean las magníficas y solemnes procesiones de la Semana Santa, sean los toros o las muñecas con traje flamenco.

Es una minoría insultante, amenazante, tosca, gris, inculta, irrespetuosa, bárbara la que quiere borrar nuestra cultura, nuestra afición, hasta nuestras raíces.
Con argumentos delirantes.

¿Qué pinta la barbaridad de las violencias sanfermineras con los toros?

Va mi desprecio, condena y odio hasta cada violencia pero, por desgracia, son expresiones de la sociedad del botellón, de un mundo sin gracia ni educación, de una parte de generación que ha perdido los valores.

Los Sanfermines son espejo de nuestra sociedad, de nuestras calles, de nuestras ciudades.

De bárbaros está llena nuestra sociedad, desgraciadamente.

Los toros no pintan nada, claro quede.

Condenamos todas las violencias, no dejemos solas las mujeres víctimas en Pamplona.

Y me pregunto.. ¿donde estaban metidas, hace un mes, las asociaciones esas que mezclan los toros con la violencia, cuando, en Barcelona, unas chicas fueron agredidas, culpables (!!!) de llevar banderas españolas en signo de apoyo al equipo de fútbol nacional?

Los toros interesan y la Fiesta sigue ganando aficionados en España y en el mundo entero. De esto doy fe.

Donde borraron los toros, sin duda, la paternidad es atribuible a los partidos antiespañoles, a los separatistas, a los antisistema, seguidores y partidarios de filosofías totalitarias que lamentablemente miran siempre más a intentar derribar y destruir nuestras tradiciones.

Quizá tan solo en Canarias no se den toros por falta de interés.

Desde luego el mundo taurino tiene sus culpas pero..!basta ya!

Basta ya de insultos en las redes sociales bajo el amparo de una supuesta anonimidad, basta ya de agresiones a los aficionados a las puertas de la plaza (tengo en mi cabeza las imágenes de una mujer apedreada en Valencia este mismo año (creo), basta ya de llamar asesinos a hombres con traje de luces a los cuales va mi respecto, cariño, agradecimiento y abrazos sobre todo en estas horas.

Y gracias al Emperador de Chiva por esta clase de torería, esta dura lección emocionada y emocionante, estas palabras que reivindican los esfuerzos, la sangre, las vísperas, los miedos, el valor de todo el escalafón.

Sus palabras reivindican nuestra afición y nos llenan de orgullo.

Palabras, gestos y gestas que nos confirman, una vez más, que Enrique Ponce es un superdotado dentro y fuera la arena.

!Gracias!