la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 3 de julio de 2016

Mérida-Venezuela: La Comisión Municipal Taurina solidaria con los seminaristas víctimas de criminal agresión chavista.


Noticia relacionada:

Santa Misa Oficiada por Mons. Porras por la Fiesta Brava
y la Feria del Sol 2016 en la Plaza Monumental de Mérida

"...Los seminaristas han compartido nuestra afición por la fiesta taurina en muchas ocasiones siguiendo la antigua tradición que une los toros a las festividades religiosas tal como lo han destacado nuestros capellanes los sacerdotes Eccio Rojo Paredes, Juan Eduardo Ramírez, Onías Mora, José Migueles, Cándido Contreras y Luís Enrique Rojas, y la gran afición de nuestro Arzobispo Metropolitano..."


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
ESTADO MÉRIDA
ALCALDÍA DEL MUNICIPIO LIBERTADOR
COMISIÓN TAURINA MUNICIPAL

La Junta Directiva, delegados y personal auxiliar de la Comisión Taurina de Mérida, ante las agresiones contra apreciados seminaristas que fueron golpeados y desnudados por colectivos armados el pasado viernes 1° de julio, manifiesta públicamente su solidaridad con las víctimas y sus familiares; con su Rector, formadores, profesores, trabajadores y seminaristas de nuestra antigua institución eclesiástica y educativa; con nuestro Arzobispo, Monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, su obispo auxiliar, Monseñor Alfredo Enrique Torres Rondón, sacerdotes, religiosas y todos los que forman parte de la Iglesia Merideña.

Los seminaristas han compartido nuestra afición por la fiesta taurina en muchas ocasiones siguiendo la antigua tradición que une los toros a las festividades religiosas tal como lo han destacado nuestros capellanes los sacerdotes Eccio Rojo Paredes, Juan Eduardo Ramírez, Onías Mora, José Migueles, Cándido Contreras y Luís Enrique Rojas, y la gran afición de nuestro Arzobispo Metropolitano.

Compartimos el dolor que manifiestan nuestros obispos y repetimos con ellos su pregunta “¿Cómo es posible que durante horas estas hordas generen un caos sin que intervengan los órganos de seguridad del Estado? No es la primera vez que sucede esto en nuestra ciudad. No es descabellado pensar que obran así porque tienen la anuencia de quienes tienen como primera obligación resguardar la vida y los bienes de los habitantes.

Imploramos la protección de Dios, de Nuestra Señora, la Inmaculada Concepción, Patrona de Mérida y rogamos porque este hecho criminal, dura situación, sea una oportunidad para la esperanza de un mañana luminoso, la ciudad y el país recupere sus valores espirituales. Los merideños estamos convocados a recuperar nuestro prestigio como Ciudad de los Caballeros y nunca jamás vuelvan a suceder actos tan viles, cobardes y crueles como los que nos conmueven

La Comisión Taurina Municipal