la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 16 de septiembre de 2016

La coña de los sobresalientes / por Ricardo Díaz-Manresa




"...Hay que terminar con este esperpento, ya y de forma urgente. ¿Cómo?. Pues dándole categoría y poniendo a matadores que están ahí, que torean poco pero que están en activo y dentro de la pomada. Que hayan toreado en la temporadas al menos de 1 a 3 corridas como matadores..."


La coña de los sobresalientes

En la corrida de Albacete de ayer actuaba Ventura (no vi al sobresaliente) y Juli y Talavante (lo vi e incluso hablaron de él y le dedicaron planos aunque no intervino, como es casi costumbre general, absolutamente nada).

He estado esta mañana dándole vueltas al reglamento (o a los reglamentos, menudo lío) y como no podía perder tanto tiempo están claros los sobresalientes de a pie, pero nada, nada, nada los de a caballo.

Antes, había muchos rejoneadores que no se bajaban del caballo para rematar al toro y llevaban uno de luces que lo hacía. Ahora veo que se bajan casi todos. ¿Ya no lo llevan?

En el reglamento se detalla todo escrupulosamente (como si las espadas o rejones, es un decir, tienen que ser blancas y azules) pero de los sobresalientes de los caballeros pasan.

El rejoneo, que no acaba de ser serio por muchos empujones en positivo que le dé Hermoso, está por hacer reglamentariamente. Antes podían alternar en novillos y toros, según viniera, y ahora hay que tomar la alternativa y actuar en consecuencia en los festejos correspondientes. Pero en Albacete tenía que rejonear dos toros Diego Ventura y no ví otro rejoneador que le sustituyera en caso de percance. Si Ventura se hubiera tenido que quedar fuera en los primeros lances por cualquier accidente, ¿habrían usurpado la lidia a caballo de dos toros a los espectadores? Porque no creo que el Juli o Talavante, que saben rejonear y los hemos visto en un festival en la Puebla del Río, lo hicieran en Albacete. O ¿sale un señor con una espada y se carga al toro y…punto? ¿Y el otro?. Una coña.

Encima que los animalistas –mitad racionales, mitad irracionales, como las ninfas mitad pescado, mitad mujer- no se enteren que no hay veterinarios en la plaza para curar a un caballo corneado. Uy, como descubran que para las personas sí y para los animales no…

Y los de a pie tienen sobresalientes sí, pero quiénes y cómo. Otra coña. Son desconocidos que no torean nunca y, de tener que intervenir en estas corridas por percances de los toreros titulares, ¿qué van a hacer más que matarlos si no tienen experiencia ni actividad?. Este sería otro timo como hurtar la lidia de varios toros.

En la mayoría de las tardes, no les dejan ni intentar un quite.

Julián de Mata quiso actuar en Madrid tras estar en la enfermería Ruiz Miguel y Galán y acabó con un pulmón atravesado.

Hay que terminar con este esperpento, ya y de forma urgente. ¿Cómo?. Pues dándole categoría y poniendo a matadores que están ahí, que torean poco pero que están en activo y dentro de la pomada. Que hayan toreado en la temporadas al menos de 1 a 3 corridas como matadores.

Y además, que tengan derecho, como los matadores titulares, a hacer quites en todos los toros. Así sería una oportunidad para llamar la atención y darse a conocer. E incluso que banderilleasen algún toro si están capacitados para ello.

Rejoneadores sin sustitutos ni sobresalientes de a pie de mero bulto. Nunca más. Es una coña. Nos están tomando el pelo.