la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 6 de enero de 2017

MANIZALES 4ª DE FERIA Pasaron muchas cosas Jorge Arturo Díaz Reyes


Castella. Foto: Jorge Arturo Díaz Reyes

"...En una tarde lúgubre y accidentada, el toricantano se queda sin alternativa por cogida temprana y fracturas vertebrales. Sebastián Castella indulta el tercero, y Roca Rey afrontan herido el mano a mano fortuito yéndose en blanco. Lleno en la Monumental..."


Pasaron muchas cosas 

Manizales, Colombia, I 5 17
En una tarde lúgubre y accidentada, el toricantano se queda sin alternativa por cogida temprana y fracturas vertebrales. Sebastián Castella indulta el tercero, y Roca Rey afrontan herido el mano a mano fortuito yéndose en blanco. Lleno en la Monumental.

Cielo gris oscuro, frío, lluvia, ruedo espejeante, plaza de bote en bote. La infortunada cogida de Juan Viriato en la segunda tanda de verónicas por el toro de su alternativa lo saca sin ceremonia de la corrida y con la presunción de graves daños en la columna vertebral, convirtiendo el festejo en un mano a mano imprevisto. Pero el segundo tumba a Clovis Velázquez, estrellándolo ruidosamente contra la barrera y luego en el quite le asesta una cornada a Roca Rey en la pantorrilla izquierda. El peruano sin mirarse, cojeando y con la media y la zapatilla empapadas en sangre termina la lidia pasa a la enfermería y sale tras ser atendido para enfrentar en desventaja física el mano a mano accidental con la gran figura de Francia. 
La corrida, vista en los corrales por la mañana, parecía cómoda de hechuras y con la proverbial nobleza del hierro no amenazaba todo esto. Pero pasó y le dio un tinte sombrío a toda la tarde.

Sebastián Castella, pechó con el toro que debía ceder a su malogrado ahijado. ”Milpero” fue pastueño, pero soso, y la lidia del francés correcta, impecable, pero quizá por la desgraciada circunstancia sin ambición de lucimiento personal. Una estocada, una oreja justa y listo.

A “Millonario”, lo saludó con ocho verónicas ganando terreno a los medios, una medía buen y tras la vara quito con lances a dos manos por bajo, muy coreados. Estatuarios en tablas y una faena que fluyó con placidez por derecha e izquierda. Templanza y gran acompañamiento coral e instrumental. Sonaba “ El toreador’ de la ópera Carmen autoría su paisano Bizet, pero cuando el sexteto natural profundizó la faena, los músicos entonaron el “Feria de Manizales” reservado aquí para las obras excepcionales. El recital corrió y corrió sin medida hasta que la gritería desaforada obtuvo el indulto para el pastueño.

El quinto no fue el más pesado, pero sí el de más plaza y raza. Sebastian le hizo los honores con una lidia, limpia y gustosa. Alegre, compenetrado con la gente, dio más y más de su tauromaquia sobria y quieta. No desmereció esta faena de la del indulto, pero la plaza quizá rendida la secundó menos, y la rajada del toro, la espada tendida de tardó efecto sumaron para dejar la cosa en un saludo en los medios.

Roca Rey, herido, afrontó el duelo con torería. Le correspondieron los tres menos propicios. El segundo pitado y los otros dos silenciados que llevaron su nobleza sin emoción hasta el manseo y la renuncia. Pero el peruano echó pa’lante sin disculpas ni visajes, como un macho, pese a su evidente dolor. Bregó y asumió el riesgo sin esperanza de recompensa. Despachó sus tres enemigos con un pinchazo y tres estocadas. No triunfó pero tampoco se fue derrotado. El público se lo dijo con la cerrada ovación de despedida.
  • FICHA DEL FESTEJO
Jueves 5 de enero 2017. Monumental de Manizales. 4ª de feria. Lluvia. Lleno. 
Seis toros de Ernesto Gutiérrez, en tipo de la casa pero dispares de peso, nobles y justos de raza. Aplaudidos 2º y 5º, indultado el 3º, “Millonario”, cuatreño, negro, cornivuelto, de 504 kilos.
Sebastián Castella, oreja, dos orejas simbólicas y saludo tras aviso.
Roca Rey, silencio, silencio. Palmas.
Juan Viriato, cogido en lances de saludo trasladado a clínica..

Incidencias: 
Juan Viriato cogido por el 1º antes de la ceremonia de alternativa fue trasladado a la Clínica Santa Sofía, con diagnóstico de fracturas de primera y segunda vértebras lumbares. 
Roca Rey cogido por el segundo pasó pasó a enfermería con una cornada en la pierna derecha y continuó la lidia.
Saludaron Fabio Giraldo y “El Popis” tras parear al 6º. 
Al terminar el festejo Sebastián Castella salió a hombros de la plaza.