la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 30 de mayo de 2017

¿Hasta cuando hemos de tolerar los pitos? / por Rafael Comino Delgado

Una vez más, gran pitada al Himno Nacional, al Himno de todos los españoles 
(los que quieren ser españoles y los que no quieren) en la final de la Copa de S.M el Rey.


En el caso que nos ocupa, los seguidores de equipos catalanes o vascos que piten a nuestro Himno Nacional están ofendiendo a todos aquellos españoles que sienten como suyo el Himno, incluidos los que puedan estar a favor de la independencia de Cataluña o Vascongadas.


¿Hasta cuando hemos de tolerar los pitos?

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz

Sobre ello queremos hacer algunas de reflexiones: 

a)Los sentimientos religiosos y políticos deben ser sagrados, intocables, cada uno puede tener los que desee y por ello no se puede insultar, se debe respetar, naturalmente siempre que respeten la libertad de los demás. Por ejemplo, el marxismo es una ideología política no respetable puesto que no respeta a quien piense diferente y se impone por la violencia(el caso de Cuba, Venezuela, Corea del Norte, la antigua URSS). El Himno Nacional representa un sentimiento, por tanto aquel que pite u ofenda (como cuando don Pablo iglesias dijo que era "una cutre pachanga fachosa") a dicho Himno está ofendiendo a aquellos que sienten ese Himno.

b)En el caso que nos ocupa, los seguidores de equipos catalanes o vascos que piten a nuestro Himno Nacional están ofendiendo a todos aquellos españoles que sienten como suyo el Himno, incluidos los que puedan estar a favor de la independencia de Cataluña o Vascongadas.

c)El futbolista Johan Cruyff dijo que, " a los que pitan al Himno Nacional les falta un tornillo", y creo que llevaba razón pero hay que añadir, dejándonos de eufemismos, que son unos descerebrados, por emplear una palabra suave; su intelecto es incapaz de comprender aspectos como los que venimos discutiendo, solo saben, amparándose en el anonimato, en la muchedumbre, insultar y por ello , por su cobardía, por su comportamiento, es imposible considerarles seres humanos normales.

d) Hay otros, también descerebrados pero algo mas ilustrados, que están a favor de que se pite al Himno Nacional, pero no son capaces de decirlo y simplemente dicen que es "libertad de expresión". Nosotros entendemos que los que así actúan son peores aun, son hipócritas y cobardes, sean ciudadanos de a pie, sean directivos de los clubes, sean jueces, o políticos como muchos catalanes y vascos, o los de Podemos-IU (toda la izquierda radical). Estos últimos no solo están a favor del insulto a quien no piense como ellos sino también de eliminarles de entre los vivos, lo cual es muchísimo más grave (solo hay que ver el odio que acumulan y transmiten cada vez que hablan) .

e) Los que sienten nuestro Himno tienen derecho a no ser ofendidos, y por lo tanto la libertad de expresión de los que pitan termina donde empieza el derecho a no ser ofendidos de los otros. Si fuera como dicen los defensores de la "libertad de expresión", cualquiera podría decir a uno de ellos, "eres un hijo de la gran p...", basándose en su libertad de expresión.

El diputado al parlamento Europeo, don Carlos Iturgaiz ha dicho, en twitter, que "los que pitaron la Himno Nacional son unos hijos de p...", y a renglón seguido ha reconocido que es un insulto, pero que lo hace porque él ha sido previamente insultado por los que pitaron a su Himno. Yo también me considero insultado, pero no quiero responder con otro insulto para no situarme a su altura, aunque comprendo y apoyo totalmente a don Carlos Iturgaiz.

f) Esto ha pasado varias veces y seguramente pasará mas, porque hay unas autoridades que lo permiten, que permiten a una minoría de ciudadanos, descerebrados, insular a una mayoría de ciudadanos decentes. Por tanto las autoridades que lo permiten tienen gran parte de responsabilidad. El Sr. don Mariano Rajoy, presidente del gobierno, es responsable último de que ello ocurra, puesto que tiene mecanismos suficientes para impedirlo, como por ejemplo:" Si se produce la pitada se suspende inmediatamente el partido, que se dará por perdido al equipo/s cuya afición pite (si pita la de ambos, los dos lo pierden) que no podrá jugar la Copa del Rey durante los 2-3 años siguientes, o lo que se estipule, además de imponerle/s una multa, mínimo de 20 millones d euros... ¿Por qué no lo hacen? Por hechos muchísimo menos graves la UEFA impone multas mayores y excluye a el club que incumpla su reglamento de jugar determinadas competiciones. En la liga de futbol profesional se imponen multas enormes por actos de racismo , o por llamar al árbitro "maric..." ¿No es mucho más grave insultar a nuestro Rey y a nuestro Himno Nacional? ¡Que nos conteste el Sr. Presidente del gobierno!

g)A nuestro entender, los principales responsables de la pitada al Rey e Himno Nacional son, naturalmente los que pitan, pero al mismo nivel coloco a las directivas de los Clubes que se muestran tolerantes y, por supuesto, al gobierno. La autoridad que no que hace cumplir la ley, que permite a unos insultar a otros, no merece ser autoridad, y no merece el más mínimo respeto.