la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 20 de julio de 2018

BAEZA. Cartelazo de jóvenes para su feria Virgen del Alcázar: Román, Ginés Marín y Pablo Aguado.


Ojalá las reses de Fernando Sampedro cumplan con la presencia y juego exigibles para la credibilidad del espectáculo taurino, y que los jóvenes toreros anunciados, Román, Ginés Marín y Pablo Aguado, contribuyan con su deseada triunfal actuación al renacer de la fe e ilusión de los aficionados baezanos en su feria taurina en honor de su patrona, Nuestra Señora Virgen del Alcázar.

La alcaldesa de Baeza, Lola Marín Torres, entre los toreros
 Pablo Aguado y Román 


La renovación llega a Baeza para su corrida de Feria


BAEZA (JAÉN) 20 DE JULIO DE 2018
Román, Ginés Marín y Pablo Aguado harán el paseíllo en la plaza de toros de Baeza el próximo 11 de agosto para lidiar una corrida de Fernando Sampedro con motivo de la Feria de Nuestra Señora Virgen del Alcázar.

El cartel que ha sido presentado este miércoles en el Ayuntamiento de la localidad jienense con la presencia de dos de los matadores -Román y Pablo Aguado-; la alcaldesa de Baeza, Lola Marín Torres; y los representantes de la empresa taurina Valentauro, José Ramos y Sergio Pérez.

Presentación en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Baeza

La histórica plaza de toros de Baeza, la ciudad del Renacimiento Patrimonio de la Humanidad, ofrece a los amantes de la fiesta taurina una novedosa versión apostando por toreros jóvenes que le otorguen el lógico aliciente al cartel anunciador para la corrida del 11 de Agosto. Ya son demasiados esfuerzos los empleados por el propio Ayuntamiento y las sucesivas y efímeras empresas  que llegan y huyen de Baeza por las exigencias de las afamadas figuras exigiendo el "billete grande y toro chico", y todo ello para aburrir a los aficionados que año tras año han ido dando la espalda a esas ternas de oropel donde el postureo, mas que el toreo, ante un disminuido toro, representan un burdo simulacro de la auténtica corrida. Son muchos los espectadores asiduos que prefieren quedarse en su casa antes de presenciar esos espectáculos previsibles y repetitivos consistentes en un sucedáneo de corrida donde el TORO brilla por su ausencia y por tanto la exigencia de lidia por parte del animal la convierten  en una exhibición de estilismo de salón.

Las figuras del toreo, sin duda, los son por méritos propios pero eso no les autoriza a monopolizar la actividad ni a desvirtuarlo consiguiendo para ellas la crianza de un "toro ad hoc" para un público complaciente y palmero y así eternizarse en el escalafón impidiendo el paso a toreros jóvenes gracias a un entramado empresarial que lamentablemente recuerda el modus operandi de un cártel tratando de esquivar la legalidad y la legitimidad.

Malos tiempos corren para la fiesta por causa de circunstancias por todos conocidas, pero no los van a mejorar actitudes impropias del mundo profesional basadas en la falta de responsabilidad con la fiesta, un patrimonio cultural ancestral que no es pertenencia del último en llegar, y del respeto a los aficionados.

La alcaldesa y miembros de su corporación municipal con los toreros

Ojalá las reses de Fernando Sampedro cumplan con la presencia y juego exigibles para la credibilidad del espectáculo taurino, y que los jóvenes toreros anunciados, Román, Ginés Marín y Pablo Aguado, contribuyan con su deseada triunfal actuación al renacer de la fe e ilusión de los aficionados baezanos en su feria taurina en honor de su patrona, Nuestra Señora Virgen del Alcázar.

La víspera de la corrida, la tarde del 10 de agosto, se celebrará un tentadero público a beneficio de la Asociación de Niños con Cáncer y la Asociación de Afectados de Fibromialgia donde participarán los alumnos de las Escuelas Taurinas de Baeza y Jaén además de los matadores anunciados en el cartel del día siguiente.