la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 24 de julio de 2018

ÉCHAME PAN…/ por Antolín Castro


Con una oferta así es más fácil ir a los toros, aunque no haya triunfos...

Pues, ya se ve, todo estaba inventado con anterioridad pero había que reinventarse un poco más y eso ha hecho Plaza1 en Las Ventas, añadirle la merienda al espectáculo.

ÉCHAME PAN...

Los tiempos cambian y eso obliga a inventar, a reinventarse, para darle aire, si quiera un poco, a la Fiesta.

No es noticia que la asistencia a los festejos taurinos ha disminuido notablemente en los últimos tiempos y que ya no hay quien venda el colchón con tal de conseguir una entrada para una corrida con interés. 

El invento más certero lo protagoniza José Tomás, quien aparece una tarde al año por cualquier plaza y se pega la gente por conseguir una entrada. Pero eso, espaciar las apariciones, es algo que solo le vale a él, pasado el día todo queda como estaba. 

En Pamplona no necesitan inventos ni que vaya el diestro de Galapagar para que su plaza se llene. Se puede decir que el invento está ya inventado allí.

Claro que, a lo mejor, el gran secreto pamplonica es la merienda, ya que por sí misma acapara la atención de todos allá a medio festejo. Será por eso que se aplica el refrán ‘échame pan y… me darán igual los toros’. Algo parecido sucede en plazas como Murcia, Alicante, Almería… donde la merienda es sagrada, cierto que de ese modo todos van ilusionados a los toros. Es la mejor manera de divertirse seguro. Otro refrán nos diría ‘los duelos con pan son menos’.

Pues, ya se ve, todo estaba inventado con anterioridad pero había que reinventarse un poco más y eso ha hecho Plaza1 en Las Ventas, añadirle la merienda al espectáculo.

Dicen que las entradas en estos festejos novilleriles de julio han mejorado algo, no crean que demasiado, pero lo cierto que el atractivo de la merienda, o cena dado su horario, ha incidido para que unos cuantos más se acerquen por la monumental madrileña.