la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 31 de julio de 2018

HOMENAJE AL TORERO PACO ESPLÁ EN ALICANTE / por Don Fernando Claramunt


Don Fernando Claramunt con el matador Luis Francisco Esplá


HOMENAJE AL TORERO PACO ESPLÁ EN ALICANTE

DON FERNANDO CLARAMUNT LÓPEZ
Presidente del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida

Ateneo10, Alicante, Julio/2018
El 26 de julio a las ocho de la tarde se ha celebrado en Alicante, en el Museo Taurino de la Plaza de Toros un emotivo y solemne acto en honor y recuerdo del torero Paco Esplá Vicente, figura de la novillería en los años 40 y comienzo de los 50, conocido Como “Paquito Esplá” (Alicante 1924 – Alicante 2017). 


Con lleno absoluto, en la Mesa Redonda intervinieron los dos hijos matadores de toros, Luis Francisco y Juan Antonio Esplá, el periodista Vicente Hipólito y el doctor Fernando Claramunt López, médico, escritor, aficionado práctico y amigo íntimo desde la primera juventud del recordado novillero alicantino. 

Vicente Hipólito recordó las etapas fundamentales de este inolvidable novillero desde sus inicios en Orihuela y Alicante, junto a Rafael Albaicín, hasta su presentación con picadores en su ciudad natal el 25 de junio de 1944 alternando con Alejandro Montani y Rafael González “Machaquito”.

En Madrid se presentó en la Monumental en una tarde estival que tuvo escasa repercusión, el 19 de agosto de 1945, con ganado de Sánchez Fabrés, en compañía de Antonio Rangel y Manuel Vargas fue muy popular y muy querido en tierras manchegas, provincia de Segovia, en el reino de Valencia, así como en toda la provincia de Murcia, donde se le apreciaba tanto como a sus ídolos de la época, el murciano Manolo Cascales y el almeriense Enrique Vera.  

Se retiró de los ruedos en Alicante el 6 de septiembre de 1954 en la novillada en que hicieron su presentación con picadores los jóvenes espadas “El Tino” y “Pacorro “.  Por un exceso de pundonor y respeto a la Fiesta no quiso tomar la alternativa que le ofrecieron en diversas ocasiones, incluso por parte de diestros que habían sido alumnos suyos. 


Luis Francisco Esplá elogió la tenacidad y el esfuerzo de su padre a lo largo de una dilatada carrera novilleril en la que venció toda clase de obstáculos. Juan Antonio Esplá resaltó su labor como formador de toreros, maestro de muy estimables artistas y fuente de entusiasmos taurinos en una ciudad y provincia donde en su época se daban pocos espectáculos, al contrario de lo que pasó a mediados de los años cincuenta. 

El doctor Fernando Claramunt tras comparar el pundonor y respeto a la Fiesta de Paquito Esplá con el de otros novilleros de los años cuarenta como Ramiro Guardiola, de Aranjuez o Gúmer Galván, de Medina de Rioseco, que actuaron en Alicante y tampoco tomaron la alternativa, evocó recuerdos reveladores de la inmensa bondad, simpatía y cualidades, unidas a la torería, de Paquito Esplá. Con humor, añadió anécdotas de la complicidad de ambos para torear a escondidas de la familia del doctor Claramunt, cirujano jefe de la enfermería de la plaza alicantina durante muchos años.  Subrayó la personalidad humana de Tirsa, la esposa de Paquito, su afición y eficaz ayuda en las dos plazas, la de Los Ángeles y la de Benidorm, donde  las clases de Tauromaquia se alternaban a veces con festejos amables para aficionados extranjeros Los aplausos no cesaron a lo largo de toda la Mesa Redonda, siendo los más expresivos y fuertes los de Vicente Fernández “El Caracol”, “El  Lince”, Manolo Carrillo, Paco Cervantes, el joven maestro Palazón  y los muchos profesionales retirados y aficionados que llenaban la sala. Destacamos la presencia de la Concejala de Urbanismo y Vivienda Doña María Carmen de España Márquez, en las primeras filas, junto a la Magistrada doña Begoña Calvet Miró, recientemente premiada en el ámbito nacional de la judicatura y de su padre, don Julio Calvet Botella magistrado y autor de obras literarias y jurídicas de singular interés, como la dedicada al proceso de Jesús, seguido de la liberación de Barrabás. La firmeza y calidad de sus estudios no impidieron a don Julio hacerse una foto junto al capote de paseo que presidia le reunión dedicada a la dinastía Esplá y su inolvidable fundador…