la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 15 de julio de 2018

MILES DE PERSONAS EN PEREGRINACIÓN AL VALLE DE LOS CAÍDOS



El motivo de tantas emociones sueltas era la convocatoria este domingo de una peregrinación “patriótico-religiosa” al Valle de los Caídos, en oposición a la propuesta del Gobierno nacional de exhumar los restos de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, que yacen en el mausoleo.

 

  • La asociación Movimiento por España convocó una «peregrinación nacional» contra la exhumación y llamó a participar en un misa en la Basílica del Valle para defender que el franquismo «no es residual» y que «media España no quiere que Franco sea exhumado ni el Valle de los Caídos profanado y expoliado».


A.D. / 15 DE JULIO DE 2018
Éxito organizativo y movilizador de Movimiento por España. Habría que remontarse a las concentraciones en la plaza de Oriente del 20 de noviembre, durante los primeros años de la democracia, para recordar un acontecimiento que haya vertebrado tanto a tantos miles de españoles. Paradigma de una religiosidad viril, consecuente y desacomplejada, en las antípodas de la clerecía progre-apergaminada que logró la proeza de dejar vacías las iglesias, el Valle de los Caídos lucía hoy más espléndido que nunca. Ramón Arcas, de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios de Barcelona, acudió al Valle desde la ciudad condal en compañía de tres compañeros, con cordialidad, galanura y el lema de la Legión en los labios: “Por España, me atrevo”. Junto a él, Julio Navarro, su mujer y sus tres hijos menores, procedentes de Ceuta: “No queríamos perdernos esta concentración tan masiva de patriotas ni esta exaltación de nuestra fe española en Cristo”, señaló muy emocionado Julio.

No hay mejor testimonio del éxito participativo que el silencio de la mafia mediática, ya claramente alineada, sin apenas disimulo, con la élite oligárquica que opera desde la sombra y ejerce el verdadero poder para la demolición cultural, social, moral y espiritual de la nación española. Que una peregrinación al Valle de los Caídos contra la exhumación de Franco congregue pacíficamente a decenas de miles de personas, no debe ser noticia que merezca ser dada a conocer a la opinión. En cambio, la manifestación separatista del sábado en Barcelona, en favor de los políticos presos, abrió todos los informativos televisivos y radiales

¿Alguien tiene dudas sobre quiénes pretenden la demolición de nuestras patrias y quiénes encarnamos los valores y los ideales que esa casta satánica pretenden eliminar? ¿Puede la izquierda, en buena lid, sentirse depositaria de algún ideal trascendente cuando asume complacida el papel de títere de esa misma casta mundialista que tanto nos odia?

 
Luis Alfonso de Borbón y Jaime Martínez Bordiú

Disciplina y respeto

No hubo lemas políticos ni gritos estridentes. No hubo soflamas rencorosas ni apelaciones frentistas. Hubo una auténtica comunión entre fe y patriotismo, sin banderías políticas, en medio de una extraordinaria disciplina y respeto de los miles de asistentes a la sacralidad del recinto.

El motivo de tantas emociones sueltas era la convocatoria este domingo de una peregrinación “patriótico-religiosa” al Valle de los Caídos, en oposición a la propuesta del Gobierno nacional de exhumar los restos de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera, que yacen en el mausoleo.

En olor de multitudes, los actos darán comienzo a las 10.30 horas con “el rezo del rosario” y media hora más tarde se celebró una misa conventual en la Basílica, a la que siguió la misa de 13 horas y la posterior adoración eucarística hasta la misa de la tarde, a las 17.30 horas.

La peregrinación duraría todo el día hasta la hora del cierre de la Basílica, y la entrada ha sido gratuita para los que acudieron a los actos religiosos. El éxito de la convocatoria ha sido incuestionable. Centenares de desplazados desde todos los puntos de la geografía española. Una multitud aguardando desde primeras horas de la mañana la entrada al recinto, en medio de un orden absoluto, sin que se registrara un solo incidente. Gente de todas las edades (masiva presencia de jóvenes) y condiciones sociales, unidos por un ideal común de gratitud y agradecimiento al que liberó a España de la pesadilla marxista que hoy recupera su instinto de venganza. Fuentes ajenas a la organización han cifrado la asistencia entre 80.000 y más de cien mil personas. Hay que señalar que al ser varios los actos litúrgicos celebrados, las visitas transcurrieron de forma escalonada.

Desde primera hora de la mañana los puentes de la A-6 dirección al Valle de los Caídos han amanecido con pancartas con la cara de Franco y con el lema “El Valle no se toca”.

Posteriormente, centenares de coches se han agolpado a la entrada del monumento, lo que ha provocado atascos en las inmediaciones.

En la entrada a la iglesia centenares de personas han hecho colas arropados con banderas y emblemas nacionales. “Viva Franco y José Antonio”, han sido los lemas más sonados entre los asistentes.

Con cánticos patrióticos y referencias críticas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha transcurrido la espera para la entrada al acto religioso, al que muchos no han podido entrar por la gran cantidad de gente que había en el exterior.

Hay que destacar sobre todo a la artífice del éxito, Pilar Gutiérrez, presidenta de la asociación Movimiento por España e hija del exministro Joaquín Gutiérrez Cano. Cree en lo que hace, no busca la promoción personal y no se deja amedrentar fácilmente. Una dama española de una pieza.

Maridaje entre Dios y su pueblo


Al aire fresco y hermoso de la sierra madrileña, la presencia de miles de devotos patriotas ha vuelto a ser como una reconsagración del viejo espíritu español, fiel hasta el tuétano, del maridaje entre Dios y su pueblo más querido.

Pasan los años, se envilece todo, y la figura de Franco lo oxigena otra vez todo. Su ejemplo como líder fue el más eficaz linimento para la musculatura social española. Incluso cuarenta y cuatro años después de muerto, el odio imperecedero de los enemigos de Dios y de España roza la obsesión esquizofrénica.

La gratitud se la paga el pueblo sano en lágrimas de chirimiri, tenaces, constantes, profundas. Algunos viejos, frente a su tumba, parecen arrebatarse como si le volviese al cuerpo maltrecho aquella gloriosa juventud legionaria en Melilla, mientras el tenaz estribillo suena más fuerte que nunca en el recinto: “La estreché con lazo fuerte y su amor fue mi bandera”. La muerte hay que esperarla así, como la esperó Franco, con esa inmaculada serenidad, con esa especie de acogimiento del rito legionario que aparece en el último párrafo, serenamente escrito, uniendo el cuerpo inerte de Cristo crucificado al protocolo de La Legión que para todo lo tiene, y más para la muerte, su más leal compañera.

Tanto es así que cuando el ex jefe del Estado supo que se moría el general Millán Astray, teniente coronel fundador del Tercio, que a él le eligiera como lugarteniente y jefe de la Primera Bandera, abandonó El Pardo y se fue a la casa de su compañero. Ante la puerta del cuarto de Millán, tomó del brazo al ayudante del corajudo mutilado y le ordenó:
-Entra y dile al teniente coronel que desea verle el comandante de la Primera Bandera.

Esta suprema elegancia ante la muerte es señal de fe, de corazón entero, de hombre cabal. El Valle lo percibe. No hay resonancia del pasado en ellas. Sólo emoción de ver honrado por su pueblo al que lo salvó de una muerte segura. La sobriedad conmovedora del Valle, el vigor de sus tradiciones, estimula la circulación de la sangre, vigoriza el pensamiento y alegra los humores, hasta en un momento tan crítico como el actual. Decenas de miles de personas están dando fe de que el ideal español no morirá nunca mientras a Iberia le queden hijos dispuestos a desparramar su fe para inmolar el destino que la oligarquía globalista había dispuesto para España. Exhumando el cuerpo de Franco pretenden acabar con el principal símbolo alumbrador de la resistencia española frente al Mal que se cobija bajo sus innumerables formas democráticas.

Manifiesto de Movimiento por España


La agrupación organizadora ha considerado la decisión de exhumar al dictador como una “infamia” y ha lamentado que “durante muchas décadas no han estado a la altura” para defender a Franco. Reproducimos el comunicado hecho público por Movimiento por España contra la exhumación de los restos de Franco:

“Ante la decisión arbitraria contraria a toda legalidad del Gobierno español –constituido por un Frente Popular muy semejante al que provocó la Guerra Civil con su revolución comunista– de exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, Movimiento por España, organizadora de la Primera Peregrinación patriótica-religiosa a este lugar, quiere manifestar ante la opinión pública los siguientes puntos:

1. La exhumación de Franco es una vuelta a la profanación de cadáveres que ejecutaron los milicianos de la Segunda República, especialmente con los cadáveres de religiosos.

2. Es también una venganza contra el victorioso militar que ganó la Guerra Civil a un conglomerado de partidos de izquierda muy semejante al actual Gobierno de España.


3. La pretendida exhumación es una consecuencia de la totalitaria Ley de Memoria Histórica, que elimina el derecho a la libertad de expresión, investigación y cátedra, en su pretensión de borrar cualquier vestigio del sistema político instaurado por Franco, bajo cuyo gobierno España disfrutó de 40 años de orden, paz, unidad nacional y progreso material, castigando con multa y cárcel a quienes defiendan la verdad del franquismo.

4. La censura a toda manifestación de franquismo es la estrategia de que se quiere valer este nuevo Frente Popular para realizar una Segunda Transición que convierta España en una República Confederal, donde las actuales autonomías serán Estados independientes en la práctica. Para ello, quieren demostrar que la Primera Transición se efectuó dentro del franquismo, por lo cual, si la quieren deslegitimar, deben borrar todo rastro del Caudillo, incluso sus restos materiales.

5. La exhumación es el primer paso para la deconstrucción de un monumento católico, ya que su verdadero objetivo –reconocido por el Gobierno– es eliminar la Cruz, desacralizar el valle, y convertirlo en un Centro de Propaganda de las mentiras de la memoria histórica y el marxismo cultural.

6. Este ataque al catolicismo es un fiel heredero del holocausto anticatólico que perpetró la Segunda República, uno de los mayores de la historia, que produjo más de 10.000 víctimas de personas consagradas, y la destrucción de incontables edificios religiosos.

7. Con la exhumación quieren poner también una cortina de humo que enmascare las vergonzosas concesiones al independentismo, y las continuas traiciones a nuestra Patria, que quieren destruir para entregarla en bandeja al Nuevo Orden Mundial.


8. La exhumación de Franco pretenden legitimarla esgrimiendo un verdadero Himalaya de mentiras sobre el Valle de los Caídos, mentiras que la documentación histórica ha puesto al descubierto con un conjunto de verdades esclarecedoras e irrebatibles: el Valle no es un mausoleo franquista, porque Franco no lo construyó para que fuera su sepultura; es ya un monumento a la reconciliación, pues allí están enterrados fallecidos de ambos bandos; no se construyó con mano de obra esclava de presos republicanos, ya que éstos solo estuvieron durante 7 años, se redimieron de sus condenas, y trabajaban en las mismas condiciones que los obreros libres; Franco no es un caído de la guerra, pero es el fundador del Valle, y según el Derecho Canónico, tiene derecho a ser enterrado allí; la familia no desea la exhumación, por lo cual, si ésta se realiza contra su voluntad, el Gobierno incurriría en una profanación, castigada judicialmente por todas las leyes internacionales…

9. La exhumación que se pretende llevar a cabo cuenta con la oposición de más de la mitad del pueblo español.

10. Esta peregrinación es un llamamiento a los españoles para que hagan posible que España recupere su identidad católica, ya que desde el fallecimiento de Franco se ha sometido a nuestro pueblo a un adoctrinamiento avasallador en una ideología laica e izquierdista que ha dado como fruto una trágica apostasía del pueblo español, la cual ha producido también el abandono del patriotismo, porque la esencia de España es su catolicismo, y abandonar la fe es abandonar a la Patria, lo cual ha sido aprovechado por todos los partidos, tanto de derecha como de izquierda, para sumir a España en el desorden moral y social y la disgregación nacional.

11. El Valle de los Caídos, y la tumba de Franco, se han constituido en los símbolos de la España que quieren destruir, la España una, grande, libre y próspera que heredamos de Franco, por lo cual hacemos un llamamiento a todos los españoles de buena voluntad a que defiendan estos sagrados lugares, para que la gracia y la misericordia de Dios vuelvan a bendecir nuestra Patria y nos lleven al triunfo sobre nuestros enemigos.

*********
-GALERÍA GRÁFICA DE UNA JORNADA MEMORABLE-
- Fotografía La Loma -


La sagrada Comunión