la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 21 de enero de 2016

Es peor ciego el que no quiere ver... / Por Paco Mora


"...En Madrid, la iniciativa liquidadora ha salido de una alcaldesa que oficia de abuelita simpática mientras convierte la capital de España en un nido marxista-leninista, en versión sucia y cochambrosa..."

¿Vamos a seguir diciendo que el toreo no es de derechas ni de izquierdas?… Bueno, el toreo puede que no pero los que quieren acabar con él son rematada y radicalmente de izquierdas.


Es peor ciego el que no quiere ver...

Paco Mora
¿Todavía vamos a continuar diciendo que el toreo no es de izquierdas ni de derechas? Será para nosotros por que para Pedro Sánchez, la jueza Carmena y Pablo Iglesias, sus mareas y sus acólitos, está claro que acabar con la Fiesta Brava forma parte de su programa oculto. Bueno, con eso y con todo lo que afecte a la identidad de este país, que si cae en sus manos dejará de ser España. Así de claro. Y el que no quiera verlo que se ponga en manos de un buen oculista.

¿Para qué vamos a seguir callando? ¿Por ver si se moderan y dan algún síntoma de respeto a las ideas, creencias, gustos y aficiones de los demás? Sería un error poner la cabeza en el tajo y contemplar cómo hacen del nuestro un país irreconocible. Porque comienzan por los toros y terminarán obligándonos por decreto a ir vestidos con camisa de cuello Mao y la insignia de la hoz y el martillo en la solapa. Así es que de callar e inclinar la cerviz, nada. No podemos aceptar mansamente que esta ola de radicalismo exacerbado nos convierta en borregos.

Ahora es la alcaldesa Carmena quien ataca la Fiesta por su base. Nada de subvenciones, nada de publicidad, que el pueblo se olvide de que existe un arte que tiene por base al toro bravo. En Córdoba ha sido Podemos quien ha presentado el proyecto de liquidación del espectáculo taurino, aprobado gracias al respaldo de socialistas y comunistas con el voto en contra del PP y Ciudadanos. En Madrid, la iniciativa liquidadora ha salido de una alcaldesa que oficia de abuelita simpática mientras convierte la capital de España en un nido marxista-leninista, en versión sucia y cochambrosa. La Cataluña taurina en el limbo, Madrid amenazado por la plaga radical, Huesca y diversas localidades de la Comunidad Valenciana y de toda España en la cuerda floja, y nosotros viendo volar palomas…

El próximo paso, si estos especímenes políticos consiguen el poder, puede ser dedicar las plazas de toros a la cría del champiñón. ¿Vamos a seguir diciendo que el toreo no es de derechas ni de izquierdas?… Bueno, el toreo puede que no pero los que quieren acabar con él son rematada y radicalmente de izquierdas. Al menos yo me niego a refugiarme en el buenismo suicida y seguiré cantando la verdad. Porque no hacerlo no me serviría de nada. Ni a ustedes queridos lectores, tampoco.