la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 6 de abril de 2016

Prende fuego sin hacer humo / Pedro J. Cáceres



"...Se iluminan las niñas de los ojos sobre la regeneración de la Tauromaquia en base a la competitividad y rivalidad entre los del chispeante. Pero los despachos no le van a la zaga..."

  • A nadie se le escapa, aunque la intensidad de lo que acontece en los ruedos absorbe cantidad, que estamos en año electoral. En el otoño saldrá el pliego de condiciones de la Plaza de Toros de Madrid y en el invierno habrá empresario nuevo o el actual, pero bajo una nueva política , sin duda, como ya se está proyectando.

PRENDE FUEGO SIN HACER HUMO


Pedro J. Cáceres

Todos los dedos se nos hacen huéspedes barruntando las confirmaciones de los toreros jóvenes, como valor cotizable en postura de futura figura, en Sevilla y Madrid; más tras sus brillantes actuaciones en Valencia. Hablo de plazas de primera donde sale el toro, aunque algunas menos que en otras y viceversa.

Se iluminan las niñas de los ojos sobre la regeneración de la Tauromaquia en base a la competitividad y rivalidad ente los del chispeante. Pero los despachos no le van a la zaga.

Un paréntesis (estos días se ha difundido el rumor en que ante la precariedad de la importante plza de toros colombiana de Cali podrían optar a gestionar dicho coso empresarios españoles, europeos, mejor dicho, puesto que se especula, con fuerza, con el nombre de Simón Casas; y también Matilla y Los Lozano, supongo que "Lozanos y Manolos”) Cierro paréntesis.

Igualmente en el campo del apoderamiento. Ahí está el debut como tal del empresario de Sevilla, Ramón Valencia compartiendo los destinos, junto con José Antonio Campuzano del nuevo fenómeno (Roca Rey). Y hay un hecho que está pasando desapercibido como la acumulación de toreros por parte de los mexicanos de ETMSA y su holding de la FIT.

En sus manos están las administraciones de Morante, Talavante, Urdiales, Joselito Adame y los novilleros Ginés Marín y Joaquín Galdós que en un par de meses serán matadores de toros. ¡Vamos como para hacer una feria con sólo sus toreros! Pero vamos al turrón. A la competitividad, a la rivalidad, sana por supuesto, en el negociado empresarial.

A unas ferias conclusas excelentes en el plano artístico en base a un atinado planteamiento estamos ante una Feria de Abril ilusionante, un San Isidro de emociones y muy equilibrado ayuno de ausencias por falta de acuerdos económicos, y en esta semana se han conocido las combinaciones de la feria de Aguascalientes, cosmopolita, mestizando figuras europeas con las españolas y el elenco de Nimes por Pentecostés que es todo un canto al futuro dentro de una simbiosis entre "Zidanes y Pavones”.

A nadie se le escapa, aunque la intensidad de lo que acontece en los ruedos absorbe cantidad, que estamos en año electoral. En el otoño saldrá el pliego de condiciones de la Plaza de Toros de Madrid y en el invierno habrá empresario; nuevo o el actual, pero bajo una nueva política , sin duda, como ya se está proyectando.

Martínez Uranga quiere seguir (con Matilla, por supuesto) y así se ha manifestado; lo mismo que se ha postulado como candidato, lo hizo aquí en "La Divisa” Simón Casas.

Pero cobra, visto lo visto, probabilidad que el elenco se amplíe con "los mexicanos” o "los de Albacete” (Lozanos, con o sin Manolos, con un Manolo). Los pasos de expansión de la FIT y su matriz azteca es un indicio para suponer que estarán en "la pomada”

Incluso, de una forma u otra, los "otros” mexicanos de Casa Toreros en coalición con la actual empresa de Madrid (con la que tiene lazos comerciales de alado) o con Ramón Valencia que está ilusionado con ésta nueva etapa.

Tampoco es desdeñable que entre todos constituyan un gran grupo que no solo acometa una temporada taurina de cambios sino proyectos ambiciosos y muy costosos de infraestructuras y equipamientos de actividades anexas a toros y toreros, que es , en estos momentos, casi de obligado cumplimiento, aunque me temo que la Comunidad está como Felipito Tacutum en el yo sigo, y el inmovilismo hacia crear un envoltorio adecuado para un contenido que necesita servicios auxiliares modernos y de calidad.

Parece que queda un mundo, pero en cuanto nos demos cuenta estamos en octubre.

Se promete un otoño-invierno caliente, y eso es bueno, aunque los movimientos son de tanteo y estudio.

Pese al mutismo y la boca chica ya están haciendo fogatas pero procurando no hacer humo.