la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 4 de julio de 2016

Carta al Tribunal Constitucional / por Rosario Pérez



  • Seis años lleva sobre la mesa el recurso. Seis años sin resolver, seis años sin una sentencia

"...A ver si en los 6años6 se pronuncia sobre la prohibición taurina en Cataluña, que según el recurso presentado por los populares y con la Carta Magna en la mano parece inconstitucional de pitón a rabo..."

Carta al Tribunal Constitucional

Rosario Pérez
Mucho se habla de toros en política y en el Tribunal Constitucional: que si coger el toro por los cuernos de tal asunto, que si asomarse al balcón de cual… Pero del toro padre poco se ha hablado y dirimido hasta ahora. Y el toro padre no es otro que el de la prohibición del mismo en Cataluña. Y con el padre abolido y vapuleado ha pasado lo que tan frecuente es en España: aprovechar el jaque mate (de momento) de una ficha del ajedrez para intentar tambalear otras del tablero. En cristiano: el grito de ancha es Castilla se ha extendido entre los populismos en un acoso constante a la Fiesta de los mal llamados defensores de los animales.

Eso de que el pueblo tiene la llave es relativo. El pueblo se expresó en Valencia en una multitudinaria manifestación taurina. Y el pueblo se manifiesta cada tarde allá donde hay festejo, con millones de personas acudiendo cada año a los toros. Pero eso poco les importa a algunos de los que tratan de dirigir nuestros destinos. Aquí la llave del candado que tiene coartada la libertad -libertad de una empresa que no puede desarrollar su trabajo, de profesionales que no pueden desempeñar el suyo y de aficionados que no pueden acudir al espectáculo- la tiene el Tribunal Constitucional. Seis años lleva sobre la mesa el recurso. Seis años sin resolver, seis años sin una sentencia… Y eso ha hecho mucho daño al sector. Si se pronunciase el TC, otras Administraciones públicas se lo pensarían antes de emprender acciones contra la Tauromaquia.

Dadas las graves consecuencias que está trayendo, la Fundación del Toro de Lidia ha impulsado una carta dirigida al presidente del Tribunal Constitucional, en la que se concluye: “Toda esta situación de incertidumbre jurídica, que está afectando a los legítimos derechos de profesionales y aficionados, se evitaría con una resolución del recurso de inconstitucionalidad, razón por la que le solicitamos una pronta resolución tras un periodo de casi seis años que consideramos a todas luces excesivo”.

El TC acaba de fallar que la sentencia de una juez de Huesca que anulaba la compraventa de piezas murales del Monasterio de Sijena por parte de la Generalitat de Cataluña y que ordenaba su devolución a Aragón no contradice su jurisprudencia sobre el asunto y es válida.

A ver si en los 6años6 se pronuncia sobre la prohibición taurina en Cataluña, que según el recurso presentado por los populares y con la Carta Magna en la mano parece inconstitucional de pitón a rabo. Pero el caso va camino de tardar más en resolverse que los enigmas del Mary Celeste o la sonrisa de la Gioconda.