la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 6 de julio de 2016

Cristiano, Bale, Portugal, Gales y el corazón partío / por Juan Manuel Domínguez



Esta noche Portugal y Gales juegan las semifinales de la Eurocopa, así que una de estas dos selecciones jugará la finalísima de París. Portugal, liderada por Cristiano, y Gales, abanderada por Bale, han ido de menos a más hasta conseguir un objetivo para el que, en principio, no parecían estar convocadas.


Cristiano, Bale, Portugal, Gales y el corazón partío

Cristiano y Bale tienen varias cosas en común pero una destaca sobre el resto, el profundo desprecio con que un sector del periodismo deportivo español les trató nada más saber que habían elegido vestir la camiseta del Real Madrid. Además, el fichaje de Cristiano consiguió por ejemplo que el arzobispo de Barcelona, Luis Martínez Sistach, dedicara ni más ni menos que su homilía de la fiesta del Corpus Christi al dispendio que suponía, y más aún en tiempos de crisis, la contratación del delantero portugués; también intervino una vicepresidenta del Gobierno presidido por el culé Zapatero, que pasaba por allí, para pedir reflexión y mesura, justamente la que ellos no tuvieron jamás. De Cristiano se dijo de todo, y aún hoy se sigue diciendo, pero CR7 es una máquina trituradora de chismes, cotilleos y maledicencias; es más, yo creo que los bulos le sirven para crecerse más.

A Cristiano trataron de hundirlo por ser como es... y con Bale repitieron exactamente la misma operación pero por todo lo contrario y por tener un carácter absolutamente distinto al de su compañero. Cristiano es vanidoso y orgulloso, y allá por donde va oficia de guapo y de rico. Pero Bale es tímido y educado, no dice una palabra más alta que otra, no se mete con nadie y, cuando acaban los partidos, aplaude al público. Aún así, de Bale se han dicho cosas aún peores que de Cristiano, cuestionando incluso su capacidad como futbolista. Desde el primer momento se ha tratado de enfrentar a Cristiano con Messi y a Bale con Neymar, y los madridistas, que estaban llamados a perder esa batalla por el artículo 33, han salido sin embargo victoriosos. Hace un mes sí pero hoy ya nadie cuestiona que Cristiano y Bale estarán entre los tres mejores jugadores del año que se elegirán en enero.

Esta noche Portugal y Gales juegan las semifinales de la Eurocopa, así que una de estas dos selecciones jugará la finalísima de París. Portugal, liderada por Cristiano, y Gales, abanderada por Bale, han ido de menos a más hasta conseguir un objetivo para el que, en principio, no parecían estar convocadas. La responsabilidad es para Portugal, claro, y para Cristiano porque, pase lo que pase, Gales y Bale ya han hecho historia. Cuando me preguntan con quién voy, si con papá o con mamá, siempre respondo lo mismo: llegados a este punto de refinamiento maquiavélico, y puesto que pase lo que pase seré feliz, yo tengo que pensar qué le hace más pupa al antimadridismo; por eso, y sólo por eso, esta noche el cincuenta y uno por ciento de mi corazón estará con Portugal y el otro cuarenta y nueve con Gales. Gane una u otra selección, habrá triunfado el Real Madrid.