la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 4 de julio de 2016

CUÁNTA MENTIRA / por Antolín Castro


De esta salida a hombros los empresarios no debieron enterarse


"...Dónde quedan los triunfos legítimos? Dónde podemos aplicar el que el toro pone a cada uno en su sitio? Razones de dineros, de dignidad de algunos toreros podrían ser las causas. Todo menos aceptar, nos lo hacen tragar, que salir en hombros en Madrid no sirve para nada como no sea uno de los consentidos por el sistema..."


CUÁNTA MENTIRA

Antolín Castro
El funcionamiento del mundo del toro se basa, desgraciadamente, en unas cuantas mentiras. No vamos a entrar en el análisis de los toros que se lidian, nos bastará con conocer lo que se hace con los toreros.

Estamos acostumbrados a que se nos diga que ‘el toro pone a cada uno en su sitio’ y esa es la primera gran mentira que sustenta el tinglado taurino. No es verdad porque parte de una base falsa: No todos torean el mismo tipo de toro, lo que de hecho condicionará los triunfos a lograr por unos u otros… tampoco gozan del mismo número de oportunidades.

Pero la siguiente gran mentira son los triunfos. Dependiendo quién sea el que los obtenga, así será el rendimiento que se les saque a esos triunfos. Y no hablamos de triunfos obtenidos en cualquier plaza, no, nos referimos a triunfos obtenidos en Madrid, que dicen es la plaza que da y quita… hemos de añadir, dependiendo de a quién.

En esa plaza, la más importante del mundo, se han producido salidas a hombros en los últimos tiempos que no han tenido repercusión alguna en los carteles de las ferias. Citaremos unos nombres de toreros que han salido a hombros recientemente: Juan Mora, Morenito de Aranda, Curro Díaz y David Mora son testigos directos de cuanto asevero.

Podrían decir que no han tenido continuidad esos triunfos pero sería otra gran mentira, lo que estamos aseverando aquí es que no los han puesto en las ferias y, por tanto, no han gozado de las oportunidades que otros han tenido y tienen.

Sencillamente esas salidas a hombros no han sido menos meritorias que otras, López Simón o Roca Rey, pero el trato que les han dado las empresas sí que ha sido muy diferente. Las razones las sabrán ellos... pero no hay quien lo entienda.

Además, más a más, llenos de contratos hay toreros circulando por las ferias que no pueden presumir en su historial de haber abierto la puerta grande de Las Ventas… y casi seguro no lo hagan nunca. Cómo se explica eso? En párrafo anterior decíamos que no nos basábamos en triunfos de cualquier plaza, pero esos otros toreros, Paquirri, Padilla, Fandi, Cayetano…, es así y vale, si les vale.

Por todo ello, hemos de concluir que de justo no tiene nada el montaje taurino en el que se basan los empresarios para contratar a los toreros. Sospechamos que lo importante es quién te apodera, ese será buen salvoconducto, pero incluso no llega a entender otros asuntos. Cómo es posible que Simón Casas, que apoya el apoderamiento de David Mora y Rafaelillo, los deje fuera de una feria, Alicante, que él organiza. Qué razones puede argumentar? Que eran más adecuados Paquirri y Cayetano?

Dónde quedan los triunfos legítimos? Dónde podemos aplicar el que el toro pone a cada uno en su sitio? Razones de dineros, de dignidad de algunos toreros podrían ser las causas. Todo menos aceptar, nos lo hacen tragar, que salir en hombros en Madrid no sirve para nada como no sea uno de los consentidos por el sistema.

El caso de David Mora es el triunfo más reciente, y en San Isidro, con el que podemos afirmar: Cuánta mentira.