la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 2 de julio de 2016

Escribano: "Soy consciente de que peligra mi pierna, mi movilidad y, por tanto, mi toreo"



"...me siento orgulloso de cómo me cogió: entrando a matar por derecho. Me tiré a matar o a morir, como suele decirse, y me echó mano..."


"Soy consciente de que peligra mi pierna, mi movilidad y, por tanto, mi toreo"


Manuel Escribano permanece ingresado en una habitación de planta del Hospital Vithas Perpetuo Internacional de Alicante. El sevillano, herido de máxima gravedad el pasado 25 de junio en Alicante, abandonó la UCI el pasado martes y ya ha comenzado junto a un fisioterapeuta una serie de ejercicios para intentar recuperar la movilidad y la sensibilidad de su pierna derecha.

“El fisio le está dando caña, sobre todo al tobillo y al pie, que son las únicas partes que no siento, no tienen movilidad y el riego es cortito. Esa zona es la que tiene que recuperarme, la que tiene que ponerme firme y la que me tiene jodido. Los dolores de estos días están siendo infernales, las noches son mortales y está siendo todo más duro de lo que yo esperaba", declara el torero de Gerena.

Sobre cómo llegó el percance, recuerda: "Vi la corrida repetida y la cogida llegó porque tenía que llegar, porque los toros cogen. Me soltó un derrote seco arriba que no esperábamos nadie, eso es cierto. Y yo también entré a matar con todo, me olvidé de la técnica y me tiré más con el corazón, a chocar con él, y en el encuentro me pegó el cornalón. Tuve la mala suerte de que fue muy certero. No obstante, me siento orgulloso de cómo me cogió: entrando a matar por derecho. Me tiré a matar o a morir, como suele decirse, y me echó mano. No hay que darle más vueltas. La pena o la mala suerte es que me cogiera en un sitio tan delicado".

Si superó la tremenda cornada de Sotillo, ahora no va a ser menos. Esa es su esperanza: "Aquella fue casi mortal porque perdí tres o cuatro litros de sangre. Ahora que he perdido algo menos también voy a recuperarme, pero soy consciente de que peligra mi pierna, peligra mi movilidad y, por tanto, mi toreo. Pero si fui capaz de superar la de Sotillo, ahora no tengo por qué pensar que no podré superar esta de Alicante", subraya.