la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 8 de julio de 2016

La solución es... ¡Que los tres se vayan a sus casas / por Rafael Comino Delgado



"...La fórmula que se me ocurre es muy simple, si, como los tres pregonan, lo hacen por el bien de los españoles. ¡Que los tres se vayan a sus casas, que dejen la política y permitan la entrada de gente nueva más capacitada!..."

  • Algunos pensarán que soy un inocente, que sigo creyendo en los Reyes Magos a mi edad. No lo soy, pues sé que ninguno se irá, lo que pone de manifiesto, que a ninguno le importa España, lo que les importa es su poltrona, su sillón. Por tanto son poco respetables, muy poco.

La solución es....

Rafael Comino Delgado
No se habla de otra cosa, a todas horas, que de la posible formación de gobierno. Parecería lógico que el Sr. Rajoy lo formase puesto que ha ganado las elecciones, pero no está , ni mucho menos, claro.

El Sr. Sánchez le niega todo posible apoyo por acción u omisión. Le tiene una manía, yo creo que personal, rayana en lo patológico. No le niega el oxigeno que respira porque no puede, pero si pudiese lo haría encantado.

El Sr. Rivera llega , creo yo, incluso más lejos. Le odia visceralmente. Ha dicho, en multitud de ocasiones, que no apoyará a un gobierno presido por el Sr. Rajoy, que es condición sine qua non que el Sr. Rajoy se aparte a un lado. Lo que pasa es que el Sr. Rivera es el paradigma de la ambigüedad, dice una cosa y la contraria constantemente, yo diría que, desde que está en política.

Así las cosas veo muy difícil que el PP pueda gobernar con el Sr. Rajoy al frente. Seguramente permitirán su investidura, por miedo a perder más votos en unas terceras elecciones, pero luego le tendrán las manos atadas y no podrá hacer absolutamente nada.

Ante este panorama hay una solución que permitiría un gobierno estable, y pondría de manifiesto la talla política y altura de miras de los tres políticos implicados, puesto que Podemos no debe ni considerarse, porque no son demócratas, son antisistema, y con ellos no se debe ir ni a heredar. Hay que echarlos de la política española, con la fuerza de los votos, lo antes posible.

La fórmula que se me ocurre es muy simple, si, como los tres pregonan, lo hacen por el bien de los españoles. ¡Que los tres se vayan a sus casas, que dejen la política y permitan la entrada de gente nueva más capacitada!

El Sr. Rajoy ha ganado la elecciones pero perdiendo mucha de la confianza que se le dio en 2011, porque no ha cumplido gran parte de lo que prometió. Creo que es un hombre honesto, inteligente pero ha defraudado.

El Sr. Sánchez debe irse porque es un desastre, es un demagogo de quincalla, intelectualmente muy mediocre, ha obtenido los dos resultados peores de la historia del PSOE en las dos elecciones a las que ha concurrido. Nadie le cree, es un fatuo. Un par de elecciones más, con el Sr. Sánchez al frente, y desaparece el PSOE. Pero es que además su partido es tan corrupto como el PP, o más, pecado que le atribuye al Sr. Rajoy para pedir que se vaya.

El Sr. Rivera veta al Sr. Rajoy por la corrupción. Bien, pues en Ciudadanos hay muchos casos de corrupción sin haber tocado poder (¿cuantos han tenido ya que dimitir por asuntos más que turbios?), sin embargo el Sr. Rivera es implacable con el Sr. Rajoy pero muy indulgente con Dª Susana Díaz en Andalucía. ¿Se cree alguien que Dª Susana desconocía lo que pasaba con los EREs y con los Cursos de Formación? El mismo marido de la presidenta y un cuñado están inmersos en la corrupción de los Cursos de Formación. ¿Por qué no pide el Sr. Rivera que se vaya Dª Susana y por contra pacta con ella? ¡Sr. Rivera a Vd. no se le puede creer porque miente demasiado y está instalado en la ambigüedad! ¡Sr. Rivera Vd. no ha dado la talla! Los mismos que pusieron dinero para auparle en la Política lo están diciendo, ¡no ha dado la talla! Por tanto váyase y que venga otro más capacitado.

En resumen, la solución para formar un gobierno estable es que se vayan los tres y entre gente nueva, hacer una gran coalición presidida por el PP, que sanee España, política, económica y socialmente. 

Algunos pensarán que soy un inocente, que sigo creyendo en los Reyes Magos a mi edad. No lo soy, pues sé que ninguno se irá, lo que pone de manifiesto, que a ninguno le importa España, lo que les importa es su poltrona, su sillón. Por tanto son poco respetables, muy poco.