la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 11 de agosto de 2016

José Tomás, mal estilo / Por Paco Mora



"...José Tomás entiende la competencia de otra manera. Nada de competir con Ponce en el ruedo, sino de ponerle la zancadilla donde y como puede. Con el peor estilo posible..."
  • ...lo del “fenómeno” de la sierra madrileña es el esquinamiento y la puñalada trapera… No la competencia noble y leal.

Enlace relacionado:

****
José Tomás, mal estilo

La competitividad entre las figuras del toreo ha existido, existe y existirá. Malo será si un día desaparece. Lo del Café de Chinitas viene de lejos… 

Allí le dijo Paquiro a su hermano: “Soy más valiente que tú, más torero y más gitano”. Eso dice la copla que, describa un hecho verídico o se trate de un romance, refleja una realidad. Que cuando los toreros de raza se encuentran en la arena no hay amigos, hermanos y ni siquiera padres e hijos.

Recuérdese al respecto el “baño” que les dieron Litri y Camino a sus hijos cuando los doctoraron en Nimes. Los dos veteranos toreros no les concedieron a sus retoños ni el mínimo cuartel. No cabe mejor ejemplo de lo que es la competencia entre los toreros que el referido. Pero José Tomás lo entiende de otra manera. Nada de competir con el de Chiva en el ruedo, sino de ponerle la zancadilla donde y como puede. Con el peor estilo posible.

Ahí está el ejemplo de la Feria de Valladolid, de la que lo ha quitado con malas artes, exigiendo precisamente la fecha que sabía que estaba destinada a Ponce. Lástima que no trate de compartir con el valenciano la señora corrida de Samuel Flores, con la que está anunciado Enrique en Albacete el día 8 del próximo septiembre. O de que no lo desafíe a matar mano a mano seis toros de su pariente Victorino en la Feria de Bilbao, por poner como ejemplo una plaza en la que se nota que Tomás está deseando hacer el paseíllo. ¡Seguro que Ponce aceptaría el reto encantado!

Pero eso es soñar con huevos de tres yemas, porque lo del “fenómeno” de la sierra madrileña es el esquinamiento y la puñalada trapera… No la competencia noble y leal.