la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 10 de septiembre de 2016

Di Stéfano, Muñoz, Zidane y Cristiano son únicos / por Juan Manuel Rodríguez




"...estoy comparando a dos emblemas del madridismo histórico con los actuales entrenador y goleador, y eso duele. Alfredo di Stéfano fue, junto a Santiago Bernabéu, uno de los dos protagonistas principales del cambio radical del club mientras que Muñoz ganó cuatro Ligas y tres Copas de Europa como jugador y 9 Ligas y dos Copas de Europa como entrenador..."

  • Cristiano es único; Di Stéfano, Muñoz y Zidane también lo son, y ese es su otro nexo de unión.

Di Stéfano, Muñoz, Zidane
 y Cristiano son únicos

Hace un mes escribí un artículo en el que decía que Zinedine Zidane podía ser el Miguel Muñoz de Florentino Pérez y Cristiano Ronaldo su Di Stéfano, y hubo madridistas que se me tiraron al cuello. Claro, lo entiendo, estoy comparando a dos emblemas del madridismo histórico con los actuales entrenador y goleador, y eso duele. Alfredo di Stéfano fue, junto a Santiago Bernabéu, uno de los dos protagonistas principales del cambio radical del club mientras que Muñoz ganó cuatro Ligas y tres Copas de Europa como jugador y 9 Ligas y dos Copas de Europa como entrenador. Son palabras mayores, claro que lo son, pero, títulos al margen, yo creo que Zidane y Cristiano sí podrían representar perfectamente lo que aquellas dos figuras míticas representaron hace tantos años.

Por ejemplo: Zidane está a una victoria de igualar las quince consecutivas que logró en la Liga el equipo dirigido por Muñoz y en el que el propio Di Stéfano, Gento o Puskas eran titulares indiscutibles. Hoy hace 196 días de la última derrota madridista en Liga y, si se gana también el próximo fin de semana al Espanyol, el Real igualará otro récord, el de 16 victorias del Barcelona de Guardiola de hace 5 años. Zidane no consiguió los éxitos de Muñoz como jugador merengue y acaba de arrancar como quien dice su carrera de entrenador, pero el francés está bien encarrilado. Hay otra cosa que les une: Muñoz se retiró como jugador en 1958 y en 1959 fue nombrado entrenador, ganando en 1960 su primera Copa de Europa desde el banquillo. M.M. estuvo 13 años dirigiendo, 13; ojalá Zidane también lo emule en eso.

En cuanto a Cristiano, su comparación con Di Stéfano es aún más difícil para él porque don Alfredo, como decía, cambió el club. Pero hace un par de días apareció un ranking de los 50 mejores jugadores del Real Madrid de todos los tiempos y la Saeta Rubia estaba en primera posición... y Cristiano en segunda por delante de los señores Gento, Puskas, el propio Zidane y Raúl, el embajador de la Liga de Fútbol Profesional. Por cierto que Muñoz también aparece en esa lista, entre Zárraga y Marquitos, clasificado en el puesto número 35. Cristiano podría convertirse este año en el único jugador en marcar más de 30 goles durante siete temporadas seguidas, el único en lograr 5 Botas de Oro o el único en marcar 5 goles en un partido tres temporadas seguidas. Cristiano es único; Di Stéfano, Muñoz y Zidane también lo son, y ese es su otro nexo de unión.