la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 24 de octubre de 2016

El árbitro Undiano ajustició al Valencia / por Juan Manuel Rodríguez


"Una Liga que presume de ser la mejor del mundo no puede consentir arbitrajes así"


Undiano ajustició al Valencia

Al ex colegiado internacional Daudén Ibáñez le pareció ayer que yo no estaba haciendo periodismo al criticar en un artículo para Marca, nada más acabar el partido Valencia-Barcelona, la actuación de Undiano Mallenco. Tras conceder un gol ilegal (el 0-1 de Leo Messi), dejar de señalizar dos penaltis en el área culé y obviar la segunda cartulina amarilla a Busquets por un agarrón a un jugador rival, mi frase "Una Liga que presume de ser la mejor del mundo no puede consentir arbitrajes así", hirió tan profundamente al biólogo Daudén como para decir que lo mío no era periodismo. Yo, por supuesto, me reitero en todo lo dicho, entre otras cosas de menor relevancia porque la lamentable actuación de Undiano puede acabar decidiendo ni más ni menos que una Liga. Más tarde, Daudén y yo mantuvimos un acalorado y divertido debate tuitero del que Libertad Digital dio buena cuenta.

Aún no sé qué es lo que sentó tan mal a Daudén. Yo no estaba diciendo, por supuesto, que Undiano quisiera perjudicar adrede al Valencia ni tampoco que tuviera una consigna de alguien de arriba en dicho sentido. Lo que yo dije es que una Liga como la nuestra no puede permitir arbitrajes tan malos, nada más. Y me reitero en lo dicho, por supuesto. Lo peor de todo es que, tras poder ver las acciones del partido con tranquilidad y desde el sillón de su casa, Daudén insistía en que el agarrón de Busquets no era cartulina amarilla y el abrazo de Mascherano a Mangala dentro del área no era penalti. Hace algunos meses, nueve años después de que se produjera la jugada polémica, Daudén rectificó y, también vía Twitter, le confesó finalmente a un aficionado que un gol que anuló a Perea durante un Atlético de Madrid-Real Madrid debió subir al marcador: ¿Deberemos esperar hasta 2025 para que reconozca que Busquets no debió acabar el partido y que debió pitarse penalti de Mascherano?

Lo del arbitraje no es una ciencia, eso está claro. Por ejemplo: Daudén dice que Busquets no debió ser expulsado pero otros ex colegiados dicen que sí. Y eso es lo peor porque uno tiene la sensación de que la Liga y el negocio (hay invertidos miles de millones de euros) del fútbol descansa en un colectivo que toma sus decisiones del mismo modo que sortea el cambio de campo, arrojando una moneda al aire. Son humanos, lo sé, y pueden equivocarse, pero yo también soy humano y puedo criticarlos por sus errores, ¿o no?... Ya fuera por mala suerte, por un descanso deficiente o por el puro y duro desconocimiento del reglamento, lo cierto es que, lanzada al aire la susodicha moneda por Undiano, ésta siempre mostró la cruz para el Valencia y la cara para el Barça. Y eso es lo que, en mi opinión e independientemente de los colores de cada equipo, no puede consentir la autodenominada mejor Liga del mundo.