la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 31 de octubre de 2016

Todavía hay esperanzas toreras en algunos políticos / por Ricardo Díaz-Manresa.



En definitiva, aires buenos para el toreo, aun sabiendo que el enemigo está ahí y pidiendo a los partidos que dudan que actúen siempre con la claridad de esta ocasión.


Todavía hay esperanzas toreras en algunos políticos

Menos mal. Ya se nos agolpan las esperanzas. En enero, toros en Bogotá después de una lucha tremenda que debemos imitar. En Cataluña puede haber toros pero hay que esperar. Ponce ha dicho lo que debíamos decir todos : poner un día y una hora y…a ver qué pasa. En mi artículo “Los toros catalanes de ida y vuelta” pedía empezar con un exhibición de la Escuela Taurina con toreros catalanes, pero ya. Poner la fecha, la plaza y la hora. Ya. A ver qué dicen. Pocos gastos el primer día por si el demonio enreda de más.

Y enseguida anunciar la fecha –también ya- de una corrida de toros llamando a los aficionados de España, Francia y Portugal. Vender todo el taquillaje y será difícil poner pegas contra el pueblo por muy retorcida y dictatorial alcaldesa que se sea. Empezaría la polémica e iríamos haciendo ambiente en toda España.

Y por si fuera poco, nuestros políticos del Congreso han estado bien. Como los critico tanto taurinamente (porque se lo merecen) hay que alabarlos, por justicia, cuando aciertan. Ha sido en esta semana.

El resumen es que UPN y PP han votado a favor del toreo, PSOE y Ciudadanos se han abstenido (abstención que ha valido para apoyarlo) y en cambio, los de siempre, los cerrilmente antitaurinos (Unidos Podemos, PNV, ERC y la antigüa Convergencia) votaron contra el toreo (los antitodo y los independentistas).

Se trataba de respaldar a la Tauromaquia como Patrimonio Cultural y de mantener las subvenciones de las Administraciones Públicas a las corridas de toros (que, si hay, son cada vez más escasas). Pero está muy bien no cerrar la puerta cuando a otras tantas actividades menos populares y culturales las reciben y en abundancia.

Gracias a la Unión del Pueblo Navarro, que se ha batido el cobre. Gracias al PP que parece aclararse y ponerse firme. Gracias al PSOE, que esta vez sí ayudó aunque fuera absteniéndose. Gracias a Ciudadanos, que en sus eternas dudas, han apoyado con la abstención. Y les pido que se mantengan así ante el bloque monolítico antiespañol y vitriólico.

Resaltar las intervenciones del diputado de UPN, Carlos Salvador, y del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado. Hay que agradecerles que defiendan algo tan palpable como justo.

Y también al grupo navarro –figura de la sesión- instando al Gobierno a pedir a la Unesco que se incluya al toreo en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Cuidado con las ferias vascas, con un PNV en contra también, aunque el Constitucional ha parado el seco las apetencias de Baleares y Galicia. Que se vayan a prohibir a su casa. En Palma de Mallorca reforcemos las corridas, ayudemos a la feria de Pontevedra y que vuelva la de La Coruña.

En definitiva, aires buenos para el toreo, aun sabiendo que el enemigo está ahí y pidiendo a los partidos que dudan que actúen siempre con la claridad de esta ocasión.