la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 29 de octubre de 2016

Lima. Enrique Ponce, Torero Eterno / por Jaime de Rivero


Ponce en Acho, en 1991, año de su debut en Lima. Con su participación este año, el maestro valenciano habrá toreado en 17 ferias del Señor de los Milagros.

Ponce es Torero de Lima, título con el que en su día la afición reconoció a Luis Procuna, que causó furor como ningún otro a finales de los 40, Antonio Bienvenida torero de mucha clase y gallardía, Ángel Teruel que es el único en conquistar el Escapulario dos veces consecutivas y José Maria Manzanares que tantas tardes de gloria brindó en Acho en los 70 y 80.

Ponce en Zaragoza Feria del Pilar 2016

Enrique Ponce, Torero Eterno

Jaime de Rivero 
Enrique Ponce cierra una temporada gloriosa en la cima del toreo y se alista para hacer el paseíllo en la Feria de los 250 años de la plaza de Acho, 25 años después de haber debutado ante nuestra afición. Pocas faenas tienen tanta maestría como la de Enrique Ponce, el pasado 11 de octubre en la Feria del Pilar de Zaragoza. De no haber fallado con la espada, le habrían concedido el rabo del bravo Fabricante de Juan Pedro Domecq, ganadería que lidiará este año en Lima, al que se le premió con la vuelta al ruedo. 
Los trofeos son lo de menos ante el apoteósico colofón de una temporada histórica en la que Ponce tras 26 años, continúa siendo el amo y señor de la fiesta. En este inolvidable 2016, el torero de Chiva ha lucido toda su sabiduría en soberbias faenas en las plazas de Sevilla, Madrid, Bilbao, Santander o Ystres, por citar algunas de las mas resonantes, manteniendo una regularidad inconcebible en una profesión tan dura y exigente. Ponce es de Valencia, tierra de honda tradición taurina que, inexplicablemente, no había dado una primera figura al toreo. La mayor promesa fue Manolo Granero, pero murió prematuramente por una cornada en 1922. Tuvieron que pasar más de cuatro siglos para que esta tierra pariera un torero excepcional que ha gobernado la fiesta en los últimos 25 años. No hay precedentes de una carrera tan asombrosa como la de Ponce. Nadie ha sido capaz de torear tanto y con tanta regularidad, que al cierre de su temporada número 26 continua en la cúspide y en ascenso. Su tauromaquia, ahora más plena, sabia y preciosa se yergue sobre todos sin descuidar las cuotas propias de esa ciencia que lo distancia del resto: la capacidad para entender toda clase de toros y lidiarlos con eficacia. Durante 10 años consecutivos (1992-2001) superó las 100 corridas en España, llegando a 120 en 1995, aniquilando el record que hasta entonces tenía el mítico José Gomez Ortega “Joselito”, considerado como el rey de los toreros. 

Además, Ponce es el que más toros ha estoqueado en la historia, superando hace poco el record de 4,867 que impuso Lagartijo hace mas de 120 años. Y lo ha hecho toreando una diversidad de encastes, incluyendo 46 ejemplares de Victorino Martín, manteniendo el promedio mas alto de corte de orejas por toro y superando a los conocidos “especialistas” en este emblemático hierro. También es quien más toros ha indultado en la historia. Con la irrupción revolucionaria de Andrés Roca Rey, me atrevo a decir que Ponce toreará por varios años más, pues su inmensa afición y su innata competitividad se opondrán a dejar el trono para que lo tome quien se asoma con sobradas condiciones para ser otro genio del toreo. 
  • TORERO DE LIMA
Lima se volvió poncista desde que se abrió de capote, en un lejano 1991, en la tarde que le cortó las orejas a Canuto de Capiro de Sonsón y estuvo a un paso de ganar el Escapulario de Oro, premio que conquistó por primera vez en 1995, cuando cortó cuatro orejas a dos toros Xajay. También obtuvo el galardón en el 2000, con la faena al toro Halcón de Parladé premiada con rabo, que es el último otorgado en la feria y que junto con el de Vicente Barrera de 1996, son los únicos concedidos en los últimos 41 años en Acho. Luego de unos años, triunfó clamorosamente en la edición del 2007, con una faena imposible al manso “Artista” de Bernaldo de Quiros. Al año siguiente, arrasó en la corrida de Roberto Puga cortando cuatro orejas a su lote, lo que le mereció un nuevo Escapulario. Y en el 2011, también obtuvo el trofeo del ciclo morado.

En el 2014, nuevamente se llevó el premio por la faena total sobre “Furtivo” de Roberto Puga, al que desorejó con un toreo contundente por el temple, el dominio y la estética. Aquella tarde, antes de regresar al hotel y aún vestido de luces, el valenciano acudió a la Peña La Cochera, a pocas cuadras de Acho, para celebrar con la afición. Con 43 años en 2014, es el torero de mayor edad que ha ganado el máximo trofeo del serial morado, marca que ya había logrado en el 2008 con 36 años. Ponce es Torero de Lima, título con el que en su día la afición reconoció a Luis Procuna, que causó furor como ningún otro a finales de los 40, Antonio Bienvenida torero de mucha clase y gallardía, Ángel Teruel que es el único en conquistar el Escapulario dos veces consecutivas y José Maria Manzanares que tantas tardes de gloria brindó en Acho en los 70 y 80.
  • NÚMEROS EN ACHO 
Ponce es quien más le ha podido a los toros en los 250 años de la plaza de Acho, al sumar más triunfos y trofeos que otros grandes como Gaona, Joselito, Belmonte, Ortega, Manolete, Bienvenida, Ordoñez, Manzanares; todo ello en un cuarto de siglo y sin haber escuchado ni una sola bronca. Es quien más veces ha ganado el Escapulario de Oro: cinco oficiales (1995, 2000, 2008, 2011 y 2014) y uno concedido por el Consejo Taurino de Lima en el 2007, a modo de desagravio por la injusticia que se perpetró aquel año para privarlo del premio. 

Con su participación este año, el maestro valenciano habrá toreado en 17 ferias del Señor de los Milagros e igualará el récord de José María Manzanares. Y lo hará en un periodo de 25 años (1991-2016), alcanzando a la par la marca de Palomo Linares que toreó entre los años 1968 y 1993. Durante 20 años, entre 1993 y 2013, no hubo tarde en que Ponce no corte trofeos en Acho, lo que no tiene parangón con torero alguno. Tiene once salidas a hombros en la feria, al igual que Palomo Linares y Curro Giron, pero lidiando menos toros que ellos. Y este año podrá adueñarse de ese récord.