la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 31 de octubre de 2016

¿Y mis cinco años sin toros? / por Ángel González Abad



¿Cuánto valen mis cinco años sin toros? ¿Y todos los insultos recibidos? Por qué la impunidad a quienes me han llamado asesino y un lustro con el alma en una prisión para quienes seguimos soñando y luchando por lo que creímos era una verdad. El Constitucional nos ha dado la razón, pero quién me devuelve mis cinco años sin toros.

¿Y mis cinco años sin toros?

Me gustaría saber quién y en dónde me van a devolver mis cinco años sin libertad para ver toros en Cataluña. Se habla de indemnizaciones millonarias para la propiedad de la Monumental barcelonesa, para la empresa a la que arrendó la gestión a partir de 2007, para los distintos profesionales que no han podido ejercer sus respectivos oficios desde que en enero de 2012 entró en vigor la prohibición de las corridas de toros aprobada en julio de dos años antes por el Parlament.

Propiedad, empresa, toreros, ganaderos, médicos, veterinarios, transportistas, cuadras de caballos, mozos de plaza… ¿Y los aficionados? En qué ventanilla de la Generalitat puedo reclamar mi libertad perdida, la mordaza a mi pasión, el dinero gastado para acudir al exilio taurino. A Céret, a Zaragoza, a Castellón, a Valencia, a Madrid…

La ansiada sentencia del Tribunal Constitucional que tumba la prohibición de las corridas de toros en Cataluña llegó el pasado jueves y provocó un esperado tsunami de la Cataluña Feliz. Los políticos apelaron a la ética, desde la alcaldesa Colau hasta portavoces del Govern. Cataluña se hunde como el Titanic si vuelven los toros, sería la debacle, el adiós al procés. Una hecatombe, pero con apenas un centenar de manifestantes animalistas en la calle. Ni las farmacias ni los hospitales ni la fuga de empresas… Los toros. ¡Qué cosas! ¡Cuánta mentira! ¡Cuánta pose barata! Todo para evitar hablar de la libertad. De la libertad de ir a los toros y de tantas otras libertades suprimidas por decreto en un lugar que precisamente fue tierra de libertades. 

Fue… De esa libertad que me han robado durante cinco años, y de la que ahora nadie quiere hacerse responsable.

¿Cuánto valen mis cinco años sin toros? ¿Y todos los insultos recibidos? Por qué la impunidad a quienes me han llamado asesino y un lustro con el alma en una prisión para quienes seguimos soñando y luchando por lo que creímos era una verdad. El Constitucional nos ha dado la razón, pero quién me devuelve mis cinco años sin toros.