la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 17 de octubre de 2016

Terapia goleadora para el Real Madrid / por Juan Manuel Rodríguez



Terapia goleadora para el Real Madrid

Zinedine Zidane siempre suele decir la verdad. Eso, y más para alguien que ofrece una media de dos ruedas de prensa durante once meses al año, es lo más ético y acaba siendo también lo más útil puesto que así es más difícil que te echen el lazo en alguna contradicción, aunque al final siempre acaban por pillarte en una emboscada. Al entrenador francés del Real Madrid le preguntaron el otro día por unas declaraciones suyas a Radio Montecarlo en las que afirmaba que el problema del equipo no era físico sino psicológico: "Yo no dije eso", afirmó Zizou sin titubear, pero el caso es que sí lo había dicho. Su ex compañero Christophe Dugarry le preguntó por si la causa de tantos empates podía ser psicológica y no física, y Zidane asintió: "Efectivamente. Y estamos buscando la solución".

Pues ante el Betis la encontraron. El equipo comenzó adelantándose en el marcador muy pronto y luego bombardeó a los de Poyet a base de fútbol de alta escuela. La primera parte del equipo blanco en el estadio Benito Villamarín ha sido de lo mejorcito de esta temporada. La única duda (si jugaría o no Isco Alarcón) la resolvió Zidane a favor del jugador malagueño, que de haberse caído el sábado habría quedado definitivamente marcado. E Isco, por cierto, hizo un gran partido e incluso marcó dos goles de bellísima factura. Atrás lo normal con Marcelo on fire, arriba los de siempre, y en el centro del campo Kroos (prodigioso), Isco... y Kovacic, que estuvo especialmente brillante y asociándose todo el rato con el alemán.

¡Qué fácil habría sido acudir a la fuente directa de la información (o sea, Zinedine Zidane) para preguntarle si Isco y Kovacic eran incompatibles o si, como se demostró el sábado, podían jugar juntos perfectamente!... Pero nadie lo hizo, nadie preguntó a Zidane; a veces sí se pregunta pero cuando la respuesta no es de nuestro gusto... simplemente no se hace caso a la fuente, pero en esta ocasión ni siquiera se preguntó. Así que el ex cronista del Real Madrid de un periódico nacional muy importante decía lo siguiente el pasado 14 de febrero en un artículo titulado "Kovacic, el funcionario liberador": "Entre los enigmas que ofrecen Zidane y Kovacic reluce una evidencia: la presencia de Kovacic implica que no juega Isco". Definición de evidente: "Que es tan claro y patente que no puede ser puesto en duda o negado". La fuente Zidane sigue esperando que le hagan la pregunta.