la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 21 de octubre de 2016

El toro “Malagueño”, de Alcurrrucén, premiado por la Andanada del 9 en Madrid



"Fue algo histórico, muy emocionante. Además en una estupenda conjunción entre el toro y su matador, David Mora, rozaron ambos la perfección, en una faena de mucha duración y profundidad", explicó el presidente del Circulo y del jurado, el exsenador socialista que a su vez preside la ATP (Asociación Taurina Parlamentaria), Miguel Cid Cebrián.

El toro “Malagueño”, de Alcurrrucén, premiado por la Andanada del 9 en Madrid

Madrid, Octubre/2016(EFE).- 
Los ganaderos de "Alcurrucén", hermanos Pablo, José Luis y Eduardo Lozano, han recibido hoy el galardón al mejor toro de los lidiados en la última feria de San Isidro, que concede el “Círculo Taurino Andanada del 9”, un grupo de cualificados aficionados, conocidos en el ambiente taurino por sus conocimientos y exigente criterio, abonados habituales en ese espacio de la plaza de toros monumental madrileña de Las Ventas, 

El toro premiado, de nombre "Malagueño", en opinión del jurado de "los del 9", "dio un juego excepcional, por lo que incluso se llegó a pedir el indulto para él, siendo finalmente premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre".

"Fue algo histórico, muy emocionante. Además en una estupenda conjunción entre el toro y su matador, David Mora, rozaron ambos la perfección, en una faena de mucha duración y profundidad", explicó el presidente del Circulo y del jurado, el exsenador socialista que a su vez preside la ATP (Asociación Taurina Parlamentaria), Miguel Cid Cebrián.

"Premiamos al toro, porque, aunque no es el único protagonista en la tauromaquia, sí es el más importante. Y nos fijamos en él porque, como dijo en cierta ocasión el más nombrado critico taurino de la historia, Gregorio Corrochano, 'siguiendo al toro en la plaza, se encuentra uno con el torero'. Y así fue como la bravura y codicia, la fijeza y elasticidad, la clase en suma de 'Malagueño', que empujaba los engaños por abajo, tuvo la oportuna respuesta en un David Mora pletórico de arte y disposición, sobrado de técnica y valor, inspiradísimo y muy comprometido en la ejecución, de modo que lo cuajó de principio a fin, lo mismo con el capote que con la muleta".

Cid Cebrián recordó que el toro hizo una gran pelea en varas, tercio en el que también sobresalió el picador de turno, Israel de Pedro, y que asimismo aguantó sendos quites, de Roca Rey por saltilleras y del propio Mora por gaoneras. Y que finalmente, tras la mágica faena de muleta en la que el hombre y el animal "se vaciaron" por completo en la interpretación por ambos pitones, la estocada, en todo lo alto y fulminante, fue magnífico corolario de la gran obra, premiada a la postre con las dos orejas.

En parecidos términos se expresó igualmente el vicepresidente del Círculo Taurino Andanada del 9, Diego Núñez, al hablar de “temple y ligazón en la faena” y “de todo lo bueno que transmitió el animal: emoción y satisfacción al público, al torero y, cómo no, a sus criadores””.

“Es difícil encontrar palabras que no se hayan dicho ya para elogiar este toro”, advirtió Núñez, sin embargo, haciendo hincapié en una cualidad que para él fue definitiva, “la nobleza, que abre la llave a las demás virtudes”.

También citó el vicepresidente una larga lista de nombres de toros y corridas completas que han merecido los mejores reconocimientos en las principales plazas desde que esta ganadería está en manos de la familia Lozano, “lo que hace que Alcurrucén ya sea un encaste propio, un nombre que está con todos los honores en la historia de la tauromaquia”.

Finalmente, en representación de los ganaderos habló José Luis Lozano para agradecer la distinción y los elogios al toro, haciendo referencia “al sueño del ganadero: ese animal fiero, pero sobre todo noble y bravo, que humilla y quiere coger los engaños por abajo, que es pronto y tiene calidad en la embestida. Es el toro con clase, que además todos los ganaderos queremos que nos salga en Madrid. Ese es el sueño completo. Y ya el colmo es si se encuentra con un torero que lo meza, que lo temple y se acinture con él para sacarle todo lo bueno que lleva dentro”.

“Por eso ‘la Fiesta’ no tiene parangón. Esos seis o siete minutos que dura la faena en continua explosión con la actitud de toro y torero, hacen de la corrida un espectáculo único: el mejor espectáculo que existe, también porque la muerte está latente. Por eso, que nadie se equivoque –sentenció José Luis Lozano- , mientras haya un torero como David Mora y un toro como Malagueño, la Fiesta pervivirá”.

El trofeo consiste en una artística escultura bañada en plata de una cabeza de toro. Y la entrega tuvo lugar en la finca “El Cortijillo”, en Urda (Toledo), ya que es costumbre llevárselo al ganadero a su propia casa, donde suelen viajar expresamente los aficionados de “La Andanada del 9” para conocer lo que ha sido el hábitat del toro premiado. EFE