la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 18 de octubre de 2016

Messi-Neymar: duelo de chequeras al sol / por Juan Manuel Rodríguez



Messi-Neymar: duelo de chequeras al sol

Lo de siempre: Bartomeu dice una cosa y luego hace otra bien distinta. El presidente del Barça se planta en un coloquio con el nombre de "Fútbol y economía" para decirle a los representantes de sus futbolistas que los recursos del club que preside no son ilimitados y que deben entender que no pueden renovar a cualquier precio y, a renglón seguido, afirma que, aún así, se pueden permitir el lujo de estar por encima de ese 65% de masa salarial de los jugadores que aconseja la UEFA. Bartomeu dice que no pueden... pero anuncia a bombo y platillo la mejora del contrato de Neymar, que se oficializará el viernes. Como dijo un agonizante Oscar Wilde tras pedir que le subieran caviar y champagne a su habitación del hotel, "el Barça está muriendo por encima de sus posibilidades".

El presidente del Barça señala como "preocupante" el equilibrio salarial de la primera plantilla pero es sabido por todos que el jugador brasileño va a pasar a cobrar 25 millones de euros netos por temporada, tres más de los que cobra en la actualidad el futbolista que lleva resolviendo los partidos del club catalán desde que llegó, o sea Lionel Messi. Así que lo normal es que Messi encienda el navegador e introduzca la dirección del despacho presidencial para mejorar su contrato... ¡por octava vez!... Siete veces han atendido las peticiones de Leo hasta el momento, siete, y parece inevitable que haya una octava, una novena y hasta una décima antes de que el argentino cuelgue las botas. Messi es ya el deportista de menos de 30 años más rico del mundo pero, aún así, lo de Neymar no se puede consentir sin dar un golpe encima de la mesa.

De repente me viene a la cabeza aquel anuncio de televisión protagonizado por Fernando Alonso y Lewis Hamilton en el que, pese a pilotar ambos para Mercedes Benz, competían por todo e incluso se pegaban codazos por el pasillo para llegar antes a sus respectivas habitaciones de hotel. Neymar tiene una ventaja indudable sobre Messi, la de la edad; pero hasta que el argentino se retire, dentro de cinco o seis años, o se vaya del Barça, vamos a pasarlo muy bien con este duelo de chequeras al sol: los Messi contra los Neymar, sólo puede quedar una familia. Y entre ambos, Bartomeu diciendo que el club no puede seguir así ni un minuto más y que los representantes tienen que darse cuenta de que ellos no fabrican los billetes en el Camp Nou. El viernes, la firma de Neymar. A ver cuánto tarda Messi en tocar a la puerta del despacho presidencial. Se admiten apuestas.