la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 27 de octubre de 2016

Reeducar a Neymar / por Juan Manuel Rodríguez

Detrás de Neymar junior está... Neymar senior, el hombre que, según L'Equipe, le pidió al PSG que se hiciera cargo de la multa brasileña de 45 millones por fraude fiscal para fichar por el equipo francés. No hay más palabras, señoría.


"...mal el chaval (porque es un crío de 17 años) que arrojó la botella vacía de agua al campo que supuso el desfallecimiento colectivo de hasta cinco futbolistas culés, y mal también el chaval (porque Neymar es otro crío de 24 años) que, antes del lanzamiento, tras el gol de Messi y dirigiéndose a la grada, gritó lo siguiente:"Iros a tomar por culo". 

Reeducar a Neymar

La presidenta del Valencia, Lay Hoon Chan, estuvo muy bien en la gala de la Liga celebrada el lunes cuando, a propósito de los insultos de Neymar y Messi a la afición ché, dijo que ella no iba a hablar de futbolistas de otros equipos y que el Barça sabría cómo reeducar a sus jugadores. Y ahí está precisamente la clave:¿Puede reeducar la directiva culé a sus jugadores? ¿Está en disposición de enseñar algo a sus futbolistas la directiva del "57,1 y punto" o del pulso a la UEFA por las esteladas?... Mi respuesta es "no". Nada se puede esperar de la junta de Bartomeu, que es un presidente prisionero, ni tampoco se debe esperar una rectificación por parte de los jugadores, que campan a sus anchas y hacen y deshacen a su antojo.

Repito: mal el chaval (porque es un crío de 17 años) que arrojó la botella vacía de agua al campo que supuso el desfallecimiento colectivo de hasta cinco futbolistas culés, y mal también el chaval (porque Neymar es otro crío de 24 años) que, antes del lanzamiento, tras el gol de Messi y dirigiéndose a la grada, gritó lo siguiente:"Iros a tomar por culo". Y muchísimo peor, infinitamente peor, quienes, transcurridas más de 72 horas desde lo sucedido en Mestalla, no sólo no critican el comportamiento de los jugadores sino que lo alientan, lo fomentan, lo justifican. El vicepresidente Jordi Mestre, otro reo de los jugadores, ya no cumple los 50 y, sin embargo, ha querido desviar la atención de lo que realmente importa (los insultos de Neymar y Messi) atacando a Tebas, que es una bomba de racimo humana, y diciendo que pocas veces ha visto un ambiente más hostil que el de Mestalla. Yo sí lo he visto, Mestre, y fue en el Camp Nou, en tu estadio, cuando un aficionado del Barça arrojó la cabeza de un cochinillo. ¿Pasó algo?...

De forma que ahí radica el verdadero problema, en la imprescindible reeducación de los jugadores que hacen referencia a las partes íntimas (la concha argentina) de las madres de los aficionados... pero en la imposibilidad real de que una directiva presa se ponga manos a la obra. Tampoco a Luis Enrique parece importarle el comportamiento de sus jugadores sobre el terreno de juego, el famosísimo seny hoy tan en desuso, y puede que esto sea así porque hubo veces que su propio comportamiento como futbolista también dejó mucho que desear. Me juego pajaritos contra corderos a que detrás de la carta del chaval que arrojó la botella está su padre, que incluso la habrá redactado en su lugar. Detrás de Neymar junior está... Neymar senior, el hombre que, según L'Equipe, le pidió al PSG que se hiciera cargo de la multa brasileña de 45 millones por fraude fiscal para fichar por el equipo francés. No hay más palabras, señoría.