la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 13 de mayo de 2017

Mourinho... cuatro años después / por Juan Manuel Rodríguez




Es un hecho que el United no está jugando bien al fútbol, cualquiera que haya visto tres partidos del equipo de Mourinho en la Premier puede dar fe de ello. Pero, sin jugar bien al fútbol, ya ha ganado dos títulos, la Community Shield en verano al Leicester y la Copa de la Liga en febrero al Southampton en Wembley, y, tras eliminar en semifinales al Celta de Vigo, ya está en la final de la Europa League, que jugará contra el Ajax de Amsterdam, otro clásico.

Mourinho... cuatro años después

Hace casi cuatro años ya (20 de mayo de 2013) que Florentino Pérez anunció que José Mourinho se iba del Real Madrid al final de aquella temporada. ¡Bingo!... Quienes llevaban persiguiendo al portugués desde que llegó a España, que son los mismos que persiguieron a Cristiano y a Pepe y que ahora persiguen a Benzema y a Bale y que han perseguido y perseguirán siempre, haga lo que haga, al mismísimo presidente del club, cobraban al fin su pieza. Cuatro años sin Mourinho. Recuerdo que cuando se fue me preguntaron qué iba a hacer sin él y siempre respondía lo mismo: "La pregunta no es qué voy a hacer yo, que eso lo tengo claro, la pregunta es qué van a hacer ellos". Y así es: tres entrenadores, dos Champions, dos Supercopas y dos Mundiales después, los odiadores de Mourinho, aquellos que decían que sólo se referían a él porque dirigía al Madrid y que en cuanto abandonase nuestra Liga dejaría de ser noticia para ellos, siguen obsesionados.
Es un hecho que el United no está jugando bien al fútbol, cualquiera que haya visto tres partidos del equipo de Mourinho en la Premier puede dar fe de ello. Pero, sin jugar bien al fútbol, ya ha ganado dos títulos, la Community Shield en verano al Leicester y la Copa de la Liga en febrero al Southampton en Wembley, y, tras eliminar en semifinales al Celta de Vigo, ya está en la final de la Europa League, que jugará contra el Ajax de Amsterdam, otro clásico. Sin jugar bien, sin hacer un fútbol espectacular, Mourinho podría acabar esta temporada consiguiendo un triplete. De acuerdo, la Community Shield no es la FA Cup, la Copa de la Liga no es la Premier y la Europa League no es la Champions League, pero en un año de transición, irregular y con problemas, el United podría arrancar tres títulos. Conviene recordar que Pep Guardiola, que iba a cambiar de arriba a abajo el fútbol inglés, no va a conseguir ninguno en su primer año.
Claro que la Europa League es un título menor para el United. Y también para el Ajax. United y Ajax son dos históricos y lo suyo sería que estuvieran en la Champions. Pero la Europa League es precisamente el único camino expedito de Mourinho hacia la máxima competición continental. El United fue mejor que el Celta en Balaídos y el Celta fue mejor que el United en Old Trafford y, al final, se clasificó el equipo que tuvo más suerte. El Celta la tuvo en botas de Guidetti... pero no atinó. A Mourinho le dijeron de todo en la ida porque se le ocurrió celebrar el gol a medio gas, nada comparable a lo que hacen cada minuto de cada domingo técnicos con blindaje mediático como Simeone o Sampaoli, y luego, en la vuelta, el portugués reconoció la superioridad del Celta. Aún conservo el whatsapp del director de Libertad Digital, Raúl Vilas, celtiña hasta las trancas: "Mourinho es un señor. Le agradezco de corazón sus palabras. Escucharle me ha reconfortado". A otros, sin embargo, sigue soliviantándoles... cuatro años después.