la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 10 de julio de 2018

San Fermín 2018. El sueño de Octavio Chacón: catorce años de espera para una oportunidad que no ha dejado pasar



El gaditano, que ha salido por la puerta grande, ha destacado que se ve "en sitios donde ya tenía las esperanzas perdidas".

TERCERA CORRIDA
El sueño de Octavio Chacón: catorce años de espera para una oportunidad que no ha dejado pasar

Tercera corrida de San Fermín con toros de Cebada Gago para Octavio Chacón, Luis Bolívar y Juan del Álamo. EFE / RODRIGO JIMÉNEZ 

09 Julio, 2018 - 21:31
¿Durante cuántos entrenamientos Octavio Chacón habría soñado una tarde como la de este lunes? Solo él mismo lo sabe. Pero el gaditano, catorce años después de tomar la alternativa, lo ha logrado al fin. Debut en la feria de Pamplona y puerta grande: un suelo hecho realidad.

"Lo he soñado tantas veces que ahora mismo…he soñado tanto este momento que…es un objetivo cumplido", decía emocionado Octavio Chacón nada más recibir su segunda oreja siendo ya sabedor que iba a salir por la puerta grande. 

El gaditano se estrenaba esta tarde en la plaza de toros de Pamplonadespués de recibir el premio revelación en Madrid. Un reconocimiento que le ha dado la oportunidad de entrar en las grandes ferias y hacerse su propio nombre en los carteles. Un reconocimiento al que ahora se le une esta puerta grande. 

"Después de catorce años, en 40 días me he visto anunciado en sitios donde ya tenía las esperanzas perdidas", ha asegurado Chacón a Canal + durante la corrida. "He echado una tarde buena y después de Madrid se me ha allanado un poquito el camino y no es para irme, quiero encajarme en la feria", ha añadido a este respecto. 

Sobre esta situación de años de espera y trabajo en la sombra, el torero gaditano ha sentenciado en una breve frase por qué ha aguantado: "Por el amor al toro, por y para el toro".

La faena del gaditano tuvo casi de todo, valentía, desparpajo y un susto en su primer toro. Cuando Chacón se encontraba arrodillado ante el toro, le embistió quedándose el torero colgando de uno de los pitones aunque sin llegar a que le perforase la pierna.

"Pedir perdón a todo los grandes aficionados puristas, pero quiero comer de la tarta como sea. Así que me perdonen los aficionados sino lo he toreado como yo realmente soy capaz de torear un toro", ha señalado tras recibir la primera de sus orejas. 

Sobre el segundo de sus toros, el cuarto, el de la merienda, Chacón lo ha valorado muy positivamente. "Ha sido muy buen toro, ha hecho las cosas muy bien, la pena que estaba lastimado de atrás y no ha podido aguantar porque en plenas facultades hubiera sido un buen toro", ha asegurado.

"Lo hubiese podido torear mejor de lo que lo he toreado (sino llega a ser por la lesión del animal). Ahora con lo que ha pasado me llevo una puerta grande, aunque podrían haber sido tres o un mejor toreo, pero estoy contento", ha destacado. 


  • La tercera corrida de San Fermín ha contado con los toros de Cebada Gago para Octavio Chacón, Luis Bolívar y Juan del Álamo.

"TENÍA MEDIA PUERTA GRANDE ABIERTA"

Por su parte, Juan del Álamo se quedó cerca de abrir la puerta grande al cortar una oreja. El primer triunfo del salmantino en las cinco corridas que ha participado en la Feria del Toro de San Fermín. 

"Tenía media puerta grande abierta y sino llega a ser porque tarda en echarse yo creo que la tenía. Pero la dimensión de la tarde ha sido muy buena y también es lo que llevo buscando todo este tiempo, sensaciones buenas, y las he encontrado hoy", ha destacado Javier del Álamo tras se segundo toro, el último de la tarde.

Pese a no conseguir salir a hombros, el salmantino se ha mostrado satisfecho por su labor. "Uno no está contento porque venía a abrir la puerta grande, pero yo creo que he dado un paso y he puntuado en una feria de primera que es importante", ha valorado. 

En este sentido, ha destacado que le "espera una temporada por delante bonita y si Dios quiere hay que hacerla triunfo por triunfo".

Sobre la corrida de este lunes, el torero ha valorado tras su primera faena que ha estado "buscando en todo momento conectar con el público porque con el toreo fundamental a veces es difícil y he tirado de recursos, ese final y comienzo de faenas de rodillas para culminar con la espada y entrar en esta plaza".

En este sentido, ha destacado que estaba satisfecho por "entender a Pamplona" y ha destacado que ha tenido que "tirar de muchos recursos que tampoco no tengo muy dominados porque tampoco es mi concepto y mi forma de torear".

"Estoy contento, porque de una vez por todas he entrenado en esta plaza, quese me resistía, y gracias a Dios tirando de esos recursos y por momentos también disfrutando de las embestidas he conseguido el triunfo", ha resaltado el salmantino que además se ha acordado de su compañero herido, Javier Castaño, a quien le ha brindado su segunda faena. 

PAMPLONA "LO QUIERE TODO MUY PERFECTO"

Por último, Luis Bolívar ha sido el único que no ha acabado con triunfo esta corrida. El colombiano llegaba a la tarde como el único que tenía en su haber una oreja en la Feria de Pamplona, pero este lunes no ha conseguido aumentar su palmarés, pese a ello ha destacado que se va "satisfecho porque pienso que he dado una dimensión importante en los dos toros".

"En una feria como esta, una plaza como Pamplona, que lo quiere todo muy perfecto, no quieren un pinchazo absolutamente de nada y es una pena porque le hubiera cortado una oreja (en se segundo toro, el quinto). Estoy muy bien pero es una pena", ha resaltado Bolívar. 

Sobre esta segunda faena ha comentado que "se ha hecho el esfuerzo con el toro, se ha aprovechado todo lo que tenía. Luego se fue parando pero se han aprovechado todas las virtudes y una pena que se haya amarrado en el momento crucial". 

"Le he echado los vuelos por el hocico y se ha dejado ralentizar, que no es nada fácil con las dos rodillas en tierra, y además lo he disfrutado, me ha cogido los vuelos con suavidad. Y es una pena" ha analizado también. 

Por otro lado, sobre su primer toro, el segundo de la tarde, ha señalado que "había que cogerle esa media distancia para no apretarle mucho porque no teniendo ese fondo, si le aprieto más rápido se queda en la cintura, no termina de pasar, y siempre había que hacer un movimiento entre muletazo y muletazo". 

Además, en el momento de la suerte, donde ha acabado dando una voltereta sobre el toro ha comentado que "sentía que si hacía la ejecución normal me iba a coger, porque como no terminaba de humillar, dije por derecho y punto y lo que Dios quiera".

Pese a salir sin triunfo, el colombiano ha señalado sobre su entrega que "es lo mínimo que uno tiene que demostrar, y sobre todo somos toreros, la entrega es el pilar de todo".