la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 6 de julio de 2016

1ª de San Fermín en Pamplona. A hombros Luís David Adame en su ratificación del triunfo isidril / por J.A. del Moral


FOTOS JAVIER ARROYO


 "...Luís David ratificó con sobradas creces el éxito de Madrid en donde aunque resultó herido, demostró que podría ser un gran torero. Más fino que su hermano y con una capacidad resolutiva nada común. Con el capote, con la muleta y con su certera espada. Este sí que podría ser la gran figura que estábamos esperando del gran país azteca. Y es que lo tiene todo. Valor, inteligencia, desparpajo, sentido innato del temple, buenas maneras y un entusiasmo incontenible..."


A hombros Luís David Adame en su ratificación del triunfo isidril

J.A. del Moral 06/07/2016
Plaza de toros de Pamplona. Martes 5 de julio de 2016. Primera de feria. Tarde-noche agradable con dos tercios de entrada muy repartidos.
Seis novillos de El Parralejo bien presentados y de excelente juego en distintos grados de fuerza, escasa la de algunos salvo el sexto que fue el único deslucido del envío.

Javier Marín (verde botella y oro): Pinchazo y media muy tendida, petición y vuelta al ruedo. Estocada, oreja.
Luís David Adame (encarnado y oro): Estocada caída, oreja. Estoconazo, dos orejas. Salió en hombros.
Andy Younes (lila y oro): Pinchazo, estocada y tres descabellos, palmas. Tres pinchazos, estocada y dos descabellos, silencio.

Fernando Sánchez destacó en palos.


Muy feliz, entretenido y triunfal el aperitivo de esta feria que anuncia grandes novedades como viene ocurriendo en los ciclos precedentes. Salvo el deslucido sexto novillo de El Parralejo, el envío resultó a pedir de boca con varios ejemplares ideales para el toreo. Los tres jóvenes espadas tuvieron oportunidad de mostrar sus tiernas habilidades aunque la distinta suerte con la espada limitó el triunfo de uno de ellos. Sobre todo del más nuevo francés, Andy Younes, que mostró poseer clase en su naturalidad torera. Cada vez que veo a un torero que no se dobla por la cintura echo las campanas al vuelo. Y este Andy es de los que torean derecho. Y con una naturalidad sensacional. Habrá que esperarle y verle más. Fue una pena que con la espada aún carece de la contundencia debida.


Pero los otros dos más veteranos, cortaron orejas. Tres nada menos el más conocido, el mexicano Luís David Adame, hermano menor de Joselito. Luís David ratificó con sobradas creces el éxito de Madrid en donde aunque resultó herido, demostró que podría ser un gran torero. Más fino que su hermano y con una capacidad resolutiva nada común. Con el capote, con la muleta y con su certera espada. Este sí que podría ser la gran figura que estábamos esperando del gran país azteca. Y es que lo tiene todo. Valor, inteligencia, desparpajo, sentido innato del temple, buenas maneras y un entusiasmo incontenible.




Ayer lo mostró sobradamente en el siempre interesante aperitivo novilleril de los Sanfermines en el que suelen comparecer los más esperanzadores del momento. El triunfo del menor de los Adame fue incontestable. Ni una sola pega podemos poderle. Venció y convenció con la rotundidad que caracteriza a los mejores. Enhorabuena.


El último vástago de la dinastía de los Marín de Cintruéñigo, de nombre Javier, abrió la tarde con un gran recibo de capa nada menos que con cinco faroles de rodillas que pusieron la plaza boca abajo. Luego, con la muleta, quizá llevado por sus muchas ganas, le vi un tanto acelerado y sin que su toreo me llevara a opinar con total aquiescencia. Asomó una cierta vulgaridad muletera. Pero una vez tranquilizado, me gustó mucho más con el cuarto novillo por la notable mejora de sus maneras. Creo sinceramente que en Javier Marín también hay torero muy a tener en cuenta en un próximo futuro.