la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 8 de octubre de 2016

Cómo poner correctamente un condón a su perro sin ponerse cachondo / Artículo de C.R.Villasuso.



¿De verdad creemos todavía que estamos 
ante una cuestión toros sí / toros no…?

  • No pasarán más de tres décadas para que asistamos a una feroz lucha entre dos razas, la humana y la del animal de diseño o mascota, por el pan y la sal.
  • Somos la raza animal que ha decidido tomar partido afectivo por otras razas en detrimento de la suya propia. La sensiblería ha dado un golpe de estado a la sensibilidad.
  • Ya usamos las manos para poner condones a las pollas de los perros. Ya usamos el corazón para llamarles hijos, niños, amigos, colegas.
 
Cómo poner correctamente un condón 
a su perro sin ponerse cachondo

Como dudo de mi talento, no escribiré nunca una novela de profecía. Como Verne y su submarino o Huxley y su Happy World. No tengo talento para otra ficción de no suceda esta noche o mañana. Sin embargo, puedo hacer trampa y creer que el futuro sólo es un accidente a la espera de suceder. Y conozco el accidente. Ahí os va. No pasarán más de tres décadas para que asistamos a una feroz lucha entre dos razas, la humana y la del animal de diseño o mascota, por el pan y la sal. Una lucha por los recursos que produzca este país. Este mundo occidental. Este mundo llamado civilizado.

No somos conscientes del accidente porque esta clase política es la mascota del Club Bilderberg, un mal mozo de espadas de quien sustenta el ya inexistente concepto de soberanía popular. ¿Soberanía?. Que hijos de la chingada. Si para mover un euro hemos de pedir permiso a unos tipos de Bruselas. Esta clase de imbéciles que se dan bocados por un hueso han admitido el negocio, el dinero del negocio y el camino del negocio que consiste en matar al campo, desertizar los países, disminuir el número de nacimientos de humanos, terminar con la ancianidad improductiva y que no consume. Y poner un animal diseñado que:

A) Es absolutamente controlable en su nacimiento a través de la castración.
B) Es mucho más barato en sanidad, en educación, en ocio y al mismo tiempo permite la producción y venta de una nueva sanidad, un nuevo ocio, una nueva educación.
C) No existe la ancianidad en los animales urbanitas de diseño, se reciclan cada diez o quince años.

Ya hemos logrado la perversión que jamás alcanzó raza alguna. Éramos los que matábamos a nuestros iguales por placer, por poder, por odio, por sin querer… Eso no me causaba tanto desafecto por el ser humano como este gran horror: somos la raza animal que ha decidido tomar partido afectivo por otras razas en detrimento de la suya propia. La sensiblería ha dado un golpe de estado a la sensibilidad. Nadie lee. Nadie escribe. Nadie reflexiona. Nadie ve el accidente que está a la espera de suceder. Ya usamos las manos para poner condones a las pollas de los perros. Ya usamos el corazón para llamarles hijos, niños, amigos, colegas.

¿De verdad creemos todavía que estamos ante una cuestión toros sí / toros no…?