la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 30 de abril de 2018

México. Colosal faena de rabo de Enrique Ponce en Aguascalientes


Tras trece años sin pisar el ruedo hidrocálido, Ponce cortó un rabo a su primero de Teófilo Gómez en la faena de la feria hasta el momento; ovacionado resultó El Payo y una vuelta dio Diego Silveti


Colosal faena de rabo de Enrique Ponce en Aguascalientes

ADIEL ARMANDO BOLIO / FOTOS: EMILIO MÉNDEZ
Dicen que el arte es efímero pues va y viene como el viento pero cuando se palpa, se siente y se disfruta, que bello es poder describirlo envuelto en un marco de belleza plástica y a la vez delicada por su intrínseca sensibilidad, y más aún, cuando en una plaza de toros se tiene la fortuna de paladear una faena, no cualquiera, no, sino la de un maestro del toreo, de una figura que aunque de carácter mundial no tiene pasaporte, pues lo que se plasma en el ruedo no tiene patria, simplemente el corazón de un torero con un toro, luchando cada uno por producir momentos idóneos para otros maestros, el pintor, el escultor, el cronista, el fotógrafo, el compositor, en fin, a todos aquellos que desde su personal prisma se deleitan viendo torear.



Esas emociones fueron las que provocó y arrancó de todos los aficionados que llenaron de bote en bote el coso Monumental de la ciudad de Aguascalientes el espada de Chiva (Valencia), España, Enrique Ponce, en la segunda tarde de comparecencia en la “Tierra de la Gente Buena” tras trece años de ausencia. Si bien en la primera de ellas ya había obtenido una oreja por un trasteo a un ejemplar de los Herederos de Teófilo Gómez, ahora, en este otro compromiso, en la novena corrida de la CXC Feria Nacional de San Marcos, al toro que abrió el festejo, de Bernaldo de Quirós, marcado con el número 832, con 518 kilos, de nombre “Artista”, le ha cuajado una brillante faena que rayó en lo magistral, con pasajes de toreo monumental a pesar de la poca fuerza del toro que a su favor tuvo calidad y nobleza, además de imponerse al viento, que no fue cosa fácil. Hizo el toreo con arte y cadencia por el lado derecho y llenos de pureza fueron sus naturales. Cuajó pases en redondo a través de sus templadas girondinas y aparecieron sus poncinas de increíble ejecución. Se tiró a matar y dejó una estocada desprendida para serle concedidas las orejas y el rabo, además de dársele arrastre lento al astado, teniendo que pasar así siete años, hablando de la feria, para que se volviera a cortar un rabo, recordando que lo hizo Juan Pablo Sánchez el 25 de abril de 2011 a un astado de Begoña, pero el más reciente fue el de Arturo Saldívar, en Calaveras, el mismo año, pero el 5 de noviembre a un astado de los Herederos de Teófilo Gómez.



Sin embargo, el tema no acabó ahí. Salió el segundo de Ponce, un ejemplar de Bernaldo de Quirós que fue protestado por falta de presencia, lo que produjo mucho malestar en el torero. En su lugar salió un burel de La Estancia, muy gordo, con 556 kilos, lo que enfadó más al maestro, pero poco a poco se fue metiendo en la faena y previo brindis a otro maestro, a otra figura en lo suyo, don Armando Manzanero, se dio a realizar otra obra taurina a base de tiempo, paciencia, distancia y ritmo, haciendo con ello que el “socio” se tragara todo lo que le dio Ponce. Por desgracia malogró este otro gran trasteo y todo quedó en fuertes palmas tras un aviso.



Debemos apuntar que saltaron al ruedo cuatro astados de Bernaldo de Quirós, siendo bueno el primero, con arrastre lento y al cuarto se le regreso por falta de trapío. Tres de La Estancia que no funcionaron. Y uno de regalo de La Joya, que, aunque huidizo y rajado, tuvo calidad y por ahí se le dio un arrastre lento excesivo.
Así que no obstante el aguacerito en el segundo toro, en tarde nublada, los otros alternantes, primero “El Payo”, ha tenido una tarde de toreo vibrante, sobre todo en el astado de regalo, al que le cuajó un gran trasteo que siempre fue a más, pero por sus fallas con el acero se privó del triunfo. En su primero salió al tercio y al final fue despedido con fuerte ovación.
Y Diego Silveti, tras realizar una faena porfiona a uno para ser aplaudido, en el otro hizo el toreo suave y templado por ambos lados, pero se le rajó el toro y terminó dando vuelta. En este astado se desmonteró el banderillero Ángel González y Diego brindó su faena al hijo del añorado “Armillita Chico”

FICHA TÉCNICA
LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.
EVENTO: Novena corrida de la Feria Nacional de San Marcos.
COSO: Monumental. Entrada: Lleno en tarde nublada y con lluvia en el segundo toro.
TOROS: Cuatro de Bernaldo de Quirós, siendo bueno el primero, con arrastre lento y al cuarto se le regreso por falta de trapío. Tres de La Estancia que no funcionaron. Y uno de regalo de La Joya, que, aunque rajado, tuvo calidad y se le dio un arrastre lento excesivo.

CARTEL: El valenciano Enrique Ponce: Dos orejas y rabo y palmas tras un aviso, con salida en hombros. “El Payo”: Al tercio, silencio y ovación en el de regalo. Diego Silveti: Palmas y vuelta al ruedo.