la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 30 de abril de 2018

Pasillos para todos / por Juan Manuel Rodríguez



Dice Alfredo Relaño en su artículo de hoy en As que "ha circulado" la idea de que Real Madrid y Barça le hagan el pasillo... ¡a Iniesta! ¡Y porque se va de la Liga española! Es, claro, una broma pesada, una charada cuyo origen (ese "ha circulado", como si las cosas, y mucho menos las ideas, se pusieran a circular así, de repente, como si nada) reside en aquellos que, tenaces e inasequibles al desaliento, pretenden que el equipo blanco le haga al Barça un pasillo, cualquier pasillo, aunque sea un pasillo que nada tenga que ver con la Liga obtenida ayer por los culés.

Pasillos para todos

Dice Alfredo Relaño en su artículo de hoy en As que "ha circulado" la idea de que Real Madrid y Barça le hagan el pasillo... ¡a Iniesta! ¡Y porque se va de la Liga española! Es, claro, una broma pesada, una charada cuyo origen (ese "ha circulado", como si las cosas, y mucho menos las ideas, se pusieran a circular así, de repente, como si nada) reside en aquellos que, tenaces e inasequibles al desaliento, pretenden que el equipo blanco le haga al Barça un pasillo, cualquier pasillo, aunque sea un pasillo que nada tenga que ver con la Liga obtenida ayer por los culés. Lo del pasillito de mis narices es la nueva versión de la petición culé de jugar la final copera en el estadio Santiago Bernabéu. Pero, ¿qué parte de "no se hará pasillo" no entienden quienes, con malas artes, pretenden que el vigente campeón europeo y mundial incline la cerviz?

Por partes: conviene recordar que quien hizo añicos la tradición del pasillo, y con la excusa barata de que era una competición que no disputaba el club azulgrana, fue el Barça. Nadie del Real Madrid insistió ni, por supuesto, "circuló la idea" de que el equipo catalán buscaba un falso atajo para hacerle un feo a su máximo rival deportivo. Se respetó la decisión del club, se evidenció que Ernesto Valverde mentía como un bellaco y se siguió adelante. Pero en ese momento, entre Real Madrid y Barcelona se abrió otra distancia más, la del pasillo. Zidane decidió que no se haría, dijo que la decisión era suya... y se acabó. ¿A qué viene ahora la chorrada de Iniesta? Todos querríamos que la Liga española fuera un poco como la Premier, más aún después de ver el homenaje que el United tributó a Wenger, pero esto es España y nosotros ni conducimos por la izquierda ni hacemos el pasillo a quien no nos lo hace.

Por lo demás, ¿por qué a Iniesta? Iniesta ni siquiera cuelga las botas, se va del Barça a apurar sus últimos años de fútbol y a firmar su último gran contrato. Muchos futbolistas, y tan queridos como Andrés, se retiraron antes que él y jamás leí u oí que "circulara" la idea de que se le hiciera un pasillo. No se le hizo un pasillo a Raúl. Ni a Casillas. Nadie le hizo un pasillo a Puyol. Torres se irá sin que circule la idea de que nadie le haga un pasillo. La clave, por supuesto, no está en el jugador que se va sino en el equipo que se mide al Barça. Hay un interés especial en Barcelona para que "circule la idea" de que el Real Madrid es un equipo poco elegante... cuando resulta que fue el Barça el primero que acabó con la tradición de hacerle el pasillo al campeón. O pasillos para todos... o para nadie.