la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 30 de abril de 2018

VUELVE JOSÉ TOMÁS / por Antolín Castro


Un paseíllo para José Tomás ¿sólo uno?


Así que si vuelve, Sr. Tomás, vuelva para quedarse.
No solo para ‘quedarse’ con todos nosotros.



VUELVE JOSÉ TOMÁS

Vuelve el de Galapagar, y en sus idas y venidas no sabemos bien si reaparece o se despide, o las dos cosas a la vez.

El caso es que se le anuncia para finales de junio en Algeciras. El día 29, día de San Pedro y San Pablo, antigua fiesta grande en el calendario, regresa para ocupar un puesto en un paseíllo. Así lo anuncia, a voces, Lances de Futuro, la empresa de la plaza algecireña.

Por supuesto que es noticia bien recibida, pero también, como siempre, va acompañada de perplejidad. A cuento de qué torear en Algeciras, cuando han habido ferias de primera en el camino como Valencia, Sevilla y Madrid, con distinta exigencia en ese mismo orden. 

Claro que una plaza de segunda no es lo mismo en cuanto a exigencia y de ahí que le resulte más cómodo, pero donde tiene que estar es en las plazas donde se le necesita. Con todos los respetos para los aficionados del lugar, y cuantos se desplacen en tropel, no es lo mismo que hacer el paseíllo ante un tribunal superior.

Quizá, tras lo del Brexit y la repercusión que ha de tener sobre Gibraltar, se quiera fomentar un llenazo de españolismo en la zona y marcar la línea de diferencia de ser español, europeo y taurino o británico en solitario y sin la fiesta de los toros. En eso, es verdad, les ganamos por goleada.

Como siempre, también, no sabemos si habrá continuidad para José Tomás por estas plaza europeas y las plazas americanas, pero siempre lo vemos como un día de fiesta y recaudación hostelera en la localidad que sucede, o como si fuera que le tocara el 'gordo' taurino a una empresa y a una afición.

Al margen de todas las valoraciones que se hacen y se pueden hacer, lo que gustaría es verle anunciado en un par de docenas de ferias, como mínimo, para darle un empujón a la decaída fiesta. Ahí si podríamos saber si su presencia significaba algo o seguía todo igual. 

Concentrar a todos los seguidores, en un solo día, es seguro que también produciría llenos incluso con muchos toreros del medio de la tabla.

Así que si vuelve, Sr. Tomás, vuelva para quedarse. No solo para ‘quedarse’ con todos nosotros.