la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 23 de mayo de 2016

David Mora vuelve a Madrid tras dos años y cinco días de rehabilitación.



"Estoy ya con ganas de volver a la plaza que me lo ha dado todo. Estoy muy mentalizado desde hace mucho tiempo, y me siento preparado física y mentalmente. Todo este tiempo de dura lucha diaria tiene que servir para que, al menos, el martes me vean como si nunca hubiera estado parado. Ese es el objetivo fundamental", manifiesta Mora.

David Mora, en la corrida del pasado 15 de mayo, en Nimes (Francia). PASCAL GUYOT AFP

  • El torero sufrió una gravísima cornada el 20 de mayo de 2014 al recibir a un toro a portagayola

David Mora vuelve a Madrid tras dos años y cinco días de rehabilitación


EFE / 23/05/2016
El torero David Mora, que reaparece mañana martes en Las Ventas tras dos años apartado de los ruedos por la terrorífica cornada que sufrió en la Feria de San Isidro de 2014, ha confesado en una entrevista que volver a Madrid es reencontrarse "con muchos recuerdos".

Dos años y cinco días han pasado desde que el toro Deslío, de la ganadería de El Ventorrillo,prendiera violentamente a Mora en el saludo a portagayola, infiriéndole una de las más graves cornadas que se recuerdan en los últimos años en Madrid, una herida de 30 centímetros en el muslo izquierdo que le seccionó la vena femoral, además de producirle importantísimas lesiones musculares.

Sin embargo, 735 días después, Mora vuelve al mismo escenario en el que a punto estuvo de perder la vida para tratar de "cerrar un ciclo" y demostrar que se encuentra recuperado para competir y entrar nuevamente en las grandes ferias, tal y como venía haciendo hasta aquel 20 de mayo de 2014.

"Físicamente la evolución es muy buena, aunque por momentos tenga alguna deficiencia en la pierna por el problema aquel del cuádriceps que no crecía. Ahora es un tema mío, aunque gracias a todo lo que he toreado en el campo y a las actuaciones que llevo este año creo que he logrado sanar parte de esa cicatriz mental para volver a creerme que soy capaz de hacer otra vez lo mismo de antes", añade. Lo único que le falta ahora es llegar a "ese final del camino" que es volver a Madrid "como si no hubiese pasado nada" y, sobre todo, "dar buena imagen", estar a la altura de las circunstancias y de la exigencia que siempre supone actuar en la Monumental madrileña, y demostrar así que se ha recuperado al torero.

"Estoy ya con ganas de volver a la plaza que me lo ha dado todo. Estoy muy mentalizado desde hace mucho tiempo, y me siento preparado física y mentalmente. Todo este tiempo de dura lucha diaria tiene que servir para que, al menos, el martes me vean como si nunca hubiera estado parado. Ese es el objetivo fundamental", manifiesta Mora.

Lo que no podrá evitar el espada madrileño será el reencuentro con muchos recuerdos, "no sólo del día de la cornada, sino también de tantas tardes buenas e inolvidables, tanto de triunfos como de sinsabores". "Cuando eres joven te impulsa mucho moverte por estadísticas, el cortar las orejas hagas o no el toreo fundamental; pero hoy día busco torear como siempre he soñado, aunque, evidentemente, puntuar siga siendo fundamental".

Mora no ha querido olvidarse de todas las personas que han estado pendientes de él durante todo este tiempo: "No sé cómo podré corresponder tanto cariño recibido, me ha dado muchísimas fuerzas para luchar y tirar hacia adelante; por todos ellos está otra vez aquí David Mora; jamás lo olvidaré".

Mora hará el paseíllo en Madrid los días 24 y 27 de mayo con las corridas de Alcurrucén y El Pilar, y actuará al lado de Diego Urdiales, El Fandi y, especialmente, de dos jóvenes valores del toreo actual, como el peruano Andrés Roca Rey y Alberto López Simón.