la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 12 de octubre de 2016

Ponce: "Doctor Honoris Causa" / por Rafael Comino Delgado



"...esta tarde, en la plaza de toros de la Misericordia de Zaragoza, ha dictado una lección de Toreo que, a mi entender, le hace merecedor de concederle el grado de "Doctor Honoris Causa" por la Universidad que engloba a todo el orbe taurino..."

Ponce: "Doctor Honoris Causa"

Rafael Comino Delgado . 11/10/2016
Que Ponce es gran catedrático de Tauromaquia lo sabe todo el mundo taurino, pues lo viene demostrando año tras año desde 1990 en que tomó la alternativa, lo cual no es fácil, al contrario es muy difícil, tanto que probablemente sea un caso único en la historia.

Pero esta tarde, en la plaza de toros de la Misericordia de Zaragoza, ha dictado una lección de Toreo que, a mi entender, le hace merecedor de concederle el grado de "Doctor Honoris Causa" por la Universidad que engloba a todo el orbe taurino.

No se puede estar mejor con el toro que ha tenido. Tan es así que los comentaristas de TV, cuando llevaba solo tres o cuatros series con la muleta, dijeron que estaba muy bien con medio toro, y fíjense como habrá sido que finalmente se acabó pidiendo el indulto para el toro, naturalmente gracias al magisterio insuperable del maestro Ponce. La faena ha ido de menos a más, al tiempo que la plaza se iba inundando de una magia enloquecedora, etérea, emanada por la inspiración del torero y expresada con sus brazos y su muleta. La locura. Al final lo ha pinchado pero, ¡qué más da!

De Ponce se pueden destacar muchas cosas como torero, pero a modo de resumen, creo que podríamos enfatizar tres aspectos: 

a)Su cabeza privilegiada para la Tauromaquia; b) Su valor, que suele pasar desapercibido dada su enorme facilidad y lo sobrado que siempre se le ve ante el toro; c)Su ambición para después de 26 años de alternativa, estando siempre en gran figura, salir a la plaza con la ilusión de un novillero y cada día sorprender con detalles nuevos. 

La mayoría de los toreros dominan a los toros venciéndoles con su inteligencia, su técnica, su maestría, Ponce, en cambio, les domina porque les convence con sus dotes inigualables de torero. No creo que haya habido otro caso en la historia; que yo haya visto seguro que no.

Para mí, que estoy viendo toros desde el año 1950, las dos cabezas más preclaras que ha habido en el Toreo han sido Paco Camino y Enrique Ponce. Camino tal vez más artista y, desde luego, mejor con la espada; Ponce con mucha más afición y ambición, que le hacen estar donde está, sin que se atisbe aún su techo.

Noticia relacionada: