la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 16 de mayo de 2011

San Isidro y la reaparición de José Tomás / Por Pedro Javier Cáceres


San Isidro y la reaparición de José Tomás

Por Pedro Javier Cáceres

 Madrid, 15 de Mayo de 2011
El desarrollo de la feria de San Isidro que comenzó el martes va cogiendo pulso y tomando temperatura.
Mientras la notica de la semana estaba en un hotel madrileño anunciando la reaparición de José Tomás en Valencia el 23 de julio.
¿Por qué Valencia, José Tomás?
Además de ser Valencia una plaza muy equilibrada en todo, aforo y tipo de toro muy asequibles y en plaza de primera, no se puede olvidar que es el feudo de Ponce, su máximo rival en la disputa que muchos quieren promover por el cetro del toreo.
Que José Tomás reaparezca en Valencia, y en julio, con tintes de evento quita plano al valenciano, punto 1.
En una feria de cemento contumaz y pertinente, en el mejor de los casos, ofrecerá una comparativa entre quien llena y no, incluso jugando en casa.

La otra batalla sorda será la de los honorarios. Cuestión en la que precedentes cercanos nos instala que en situaciones “especiales” el caché de primerísima figura de Ponce experimenta un plus de confrontación, directa o indirecta.
Con estas premisas, asaz verosímiles, el especulador, yo, barrunta un muy compleja contratación del maestro valenciano.
Pero me da, con la malicia de la ignorancia pero sin pensar un ninguna conspiración, que de producirse el hecho de la imposibilidad de la contratación de Ponce en julio se pueda producir el levantamiento del velo que atenúe los traumas imaginables en períodos siguientes como Fallas 2012.
Sería su 22 aniversario, inicio de su vigesimotercera temporada, que son números pocos cabalísticos para echar el sobrero de otro “año Ponce” como el pasado.

San Isidro ¡Arriba el telón!
Sin dobleces lo de telón, que deriva, o degenera, en “telonero”.
Cero grados, ni frío ni calor con las corridas de apertura de Valdefresno y Vellosino.
Insípida la de Valdefresno, dijo nada. Simplona y rajada, con exceso de bondad.
Toro y medio, a fuer de juicio generoso y protector del animal que es lo que se lleva ahora: el 5º con un Matías Tejela correcto pero intermitente, y pongamos que el 1º hubiera servido poniendo más alma y expresión Juan Bautista. Sin nada el lote de Luque, destacó la ambición, elogiosa, y lo primitivo de su concepto y toreo.

Muy noble, también, y mansita la de Vellosino. pero con algo más de fuerza y motor; diésel, para que no haya equívocos.

De este miércoles, con la bondad de análisis de todo comienzo, pudieron decir algo más hasta dos ejemplares: el 2º hasta que se paró, y siempre sin humillar. Estuvo bien Abellán en esa primera parte de la faena que le regaló el toro, se barruntaba oreja, para luego tirar cada uno por su lado.

Y démosle el beneficio de la duda al 6º. Con transmisión, supuso que la actitud, con su toreo (muy rudimentario) de Rubén Pinar consiguiera dividir a los tendidos. En Madrid un éxito. Tarde en la que afloraron las buenas maneras de Uceda con lote dulce en exceso. Volvió a apuntar, capítulo 1.
Y llegó el jueves. Entre col y col (“atanasios y guateles”) los apreciados — en Madrid — “albaserradas” de Pepe Escolar: muy dura y muy celebrada.
Inicio de feria “NI-NI”
El contraste : “Ni tan calvo, ni tanto”. No se dice, ni escribe así, pero prima la cronología.
Las carencias son alarmantes y los excesos, en todo, no son buenos.

De la falta de casta al exceso confundido con temperamento : principalmente de mala leche. Mucha agresividad “doloresaguirre” (casi rupestre), poca entrega y ninguna humillación. Pero se movieron sin parar. Si acaso el 1ºpudo ser toro importante. ¡Afirmativo!, no le quitemos el blasón.

Rafaelillo desconocido. Como asustado. Sin sus reconocidos recursos lidiadores pronto fue la percha de los golpes. Y cierto es que se cebaron. ¡Algo haría, o no haría, el torero!, dijo aquel.

La disposición de Robleño, hábil y con un toreo sobre las piernas: me quito me pongo. Sigue con el favor y la protección del público. Esa da moral.

Aguilar fue el más sereno de los tres. Solventó la papeleta. En tardes así, lo mejor es pasar desapercibido y lo consiguió.

En corrida tan amplia, de todo, la terna dio talla corta o no dio altura; nada que ver con Xavi, Iniesta y Messi, los “locos bajitos”; tampoco Escolar es Guardiola ni sus toros el balón de prácticas de La Masía.
La virtud del término medio

El mejor ejemplo (“pronto y en la mano”) las corridas de viernes y sábado. Encierro notable el de Juan Pedro y esperanzador el de Montecillo con la mano maestra de Paco Medina.
La corrida de Juan Pedro (q.e.p.d) rindió homenaje y propició triunfos. Contra el viento y la marea, por momentos grosera e irrespetuosas para el ganadero fallecido, de los sistema; en Madrid los “anti-sistema” somos la gente corriente.

En tipo, menos 1º, serios por delante. Nobles los dos primeros, sosos. 3º calidad pero flojo.6º más áspero.
4º y, sobre todo, 5º de alta nota (apuntado en las libretas de los jurados)

Resumiendo: Luto en la divisa de los “juanpedros” aliviado por dos toros, y quizá otro, sale, de entre lo que pusieron los dos de Morenito, fresco de ideas en su primero como denso y espeso para habilitar recursos en el brusco sexto que hubieran dejado mejor sabor de boca.

Oreja de alivio de luto para Uceda en faena preñada de clasicismo y concepto de pureza, en una parte; antes de irse apagando la llama de bravura del 4º. Antes había estado con el dulce 1º algo indolente. Se le iba la feria, apuntó (capítulo 2 de 2011), disparó —con calibre de medio grosor- y se ganó la sustitución del herido Leandro.

A Juan Bautista se le fue ese 5º , de premio, y se le fue la feria. Le queda el recuerdo de la divisas negra de su oponente para hacerse un relicario que le recuerde permanentemente que hay que ponerse “pilas nuevas”.
Y lo dicho y escrito. Prometedor debut de Montecillo con dos toros, 1º y 2º importantes. Pero, y más conociendo la filosofía ganadera de Paco Medina y su “maña”, la corrida de ayer evidenció que hay base para ir limando impurezas y bronquedad. De donde hay se puede quitar. Lo mismo que Escolar ¡claro!, ocurre que las convicciones y principios no son los mismos ni la base de producto tampoco.

Con la de Montecillo, Iván Fandiño se erige en “torero de Madrid”, favorito de la “peña” : ¡cuidadín, cuidadín! Una sustitución, de Curro Díaz, ganada a pulso el Dos de Mayo, y una actuación maciza en ambos, rubricada con dos espadazos que le valieron una oreja, petición de la de su segundo y rozó la Puerta Grande. Lo de salir en hombros es cuestión de tiempo, regresa el 2 dos de junio con Cuadri.

Miguel Tendero fue todo voluntad con el peor lote de Montecillo. Con pocos progresos de su abrupta tauromaquia, los días de lluvia, al menos, su toreo de “polvareda” pasa desapercibido. Le queda otra.
Y concluyó su feria Uceda Leal. Bien, pero de “perfil medio”, como siempre. Pudo irse con otra oreja del primero de Montecillo por su toreo elegante y hondo a un buen toro, con temperamento y casta, le faltó humillar, de no ser por la dificultad de torear bajo un diluvio, el toro sosteniéndose en su agonía en el barrizal, con el peso de los trastos, la gente con los paraguas, y un mueble en el palco por presidente, que ni calibró el calado de la faena en base a sus dificultades ni podía ver los árboles de pañuelos con el bosque paragüero. En el cuarto si debió dar un paso más de decisión ante un animal incierto en el que el buen trato y las buenas maneras no fueron suficientes.
Apuntó (capítulo 3). Seguimos esperando, y ya se sabe que quien espera…

Notas para enredar y provocar
Durante la lidia de los primeros toros de Juan Pedro se descolgó una pancarta alusiva, en negativo, a los “domecq” y el mono encaste. A partir de arrastrado el 3º, se guardó, cuidadosamente, par otra ocasión más propicia.

Veamos, en cuanto a resultados, 6 corridas de toros. Encastes: Atanasio-Lisardo, Albaserrada, Cuvillo, Domecq puro, la derivada de Vellosino vía Guateles, y “domecqs” 3G de Montecillo.
Repasen notas y comentarios.
Por otro lado, el “monoencaste”: ¿qué tiene que ver en hechuras y comportamientos las “domecq” lidiadas? Incluso estas con otras ausentes como FuenteYmbro, Ventorrillo, El Pilar, incluso Jandilla.

Más cosas.
La importancia del orden de lidia.
Pregunta ¿qué hubiera pasado si 1º y 2º de Montecillos se lidian por su matadores como cierre de lotes. En 4º y 5º lugar, como pasó en la de Juan Pedro?

Otra.-
Uceda tuvo que cortar la primera oreja de Montecillo y Fandiño pudo hacerlo en su segundo. ¿Por qué no dieron la vuelta al ruedo?
Quizá porque es típico en Madrid que después de pedir la oreja para “probar” y “medir” al presidente se proteste el intento de vuelta, el torero se “acojona”, no vaya a ser que la devuelvan otro día, y punto.
En cualquier caso, además de fe en sí mismo e inseguridad en lo hecho no deja de ser de mala educación o corresponder, tendido a tendido, a la gente que ha apreciado y puesto en valor la obra realizada.
La patente la tiene, sin registrar, Joselito.
Lo que está acreditado es que fue un gran torero, una figura, pero como inventor no pasará a la historia.

Por último.
Fandiño es el último favorito de Madrid, vamos de lo que se conoce en “el toro” por Madrid, supongo que nos entendemos.


Enhorabuena y desearle toda la suerte del mundo. La que en su día, remitiéndonos a tiempos presentes, le deseamos a Robleño, Urdiales, Rafaelillo…inclusive Frascuelo.
Esto es todo, por ahora.