la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 27 de mayo de 2011

VENEZUELA: PRIMER AÑO DEL CAPÍTULO BIENVENIDISTA DE CARACAS

-La recuperación para el toreo del Nuevo Circo de Caracas
es un objetivo primordiaL el Capítulo Binvenida caraqueño-

PRIMER AÑO DEL CAPITULO
BIENVENIDISTA DE CARACAS


Por Nilson Guerra Zambrano

Caracas,.-Viernes 27 de Mayo de 2011.-
El pasado miércoles veinticinco se cumplió el primer año de la fundación del Capítulo Caracas del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida, un movimiento taurino de renovada inspìración y soportado en historia, valores y afectos dejados por los integrantes de la famosa familia torera.

Ciento sesenta aficionados y aficionadas se congregaron aquel martes de 2010 en un restaurant de la Urbanizaciòn Las Mercedes para hacer la renovaciòn de los propósitos e intenciones taurinas y asumir votos de fraterna adhesiòn a la fiesta brava, en momentos en que cientos de capitalinos de reparten por toda la geografía nacional en procura de ver festejos, mientras recuerdan con nostalgia la arena agustina del Nuevo Circo.
Caracas estaba llamada a enarbolar la bandera del bienvenidismo por razones de peso histórico, de la misma manera como Maracay tiene en su devenir la impronta de los Bienvenida y guarda con celo el hecho de ser la capital del modernismo taurino venezolano. Un aficionado nacido fuera de la tierra firme, margariteño para más señas, de larga andadura por los caminos nacionales y extranjeros, Nelson Hernández Ramírez, había asumido en Mérida, en febrero anterior, el compromiso de difundir el bienvenidismo, y sin escatimar esfuerzos convocó a todos los sectores, desde ganaderos, toreros, empresarios, periodistas y locutores, organizadores, personal de plaza y, en fin, aficionados para conformar lo que el llamó "un equipo de trabajo" por la fiesta brava. Y ese equipo de constituyó teniendo como pilaresa Miguel Guia, José Castañeda, Arnold Miranda, Omar Carnevali, Germán Torrres, Luis Acosta, Manuel Quintero y Pedro Casanova, para llevar a cabo una amplia labor, no solo en la capital sino con influencia en otras ciudades, para llegar en noviembre a la creación del Capítulo Nacional y así asumir mayores retos de manera conjunta y con visiòn más cercana de los hechos que involucran a las distintas plazas.

Caracas, hoy, no solo se siente orgullosa de ser la ciudad natal de Antonio Mejías Jiménez, torero que con César y Curro Giròn, forma la terna nacional inserta en la historia de España, sino que ahora exhibe un modelo de organizaciòn que expande su influencia en diferentes lugares geográficos. Doce reuniones han celebrado los directivos durante el año de la cuenta, pero las iniciativas del bienvenidismo caraqueñista han sumado además otros doce eventos, como las nuevas fundaciones en San Cristóbal, Maracaibo, Tovar, Táriba y La Grita, seis eventos tipo foro o tertulia, y el respaldo a la Convención Nacional de San Cristóbal. No obstante, el esfuerzo mayor, el de peso y trascendencia, lo constituye el programa de trabajo para la reapertura del Nuevo Circo, ese objetivo que constituyó el centro del discurso de Nelson Hernández, aquel veinticinco de mayo, y para lo cual se vienen produciendo incidencias de mucho interés, dentro de la municipalidad capitalina. Y como de hechos relevantes se trata, debemos destacar el papel cumplido por el Capítulo Caracas, cuya responsabilidad recayó en el Presidente Encargado Miguel Guia Mijares, de promover y guiar la presencia de sesenta y tres aficionados y aficionadas en el Encuentro Iberoamericano de Madrid, el primero de su tipo en tres siglos de relaciones taurinas hispano americanas, cuyo colofón y conclusión podemos tomarlo del discurso de Nelson Hernández en la Sala Bienvenida del coso venteño de Madrid:
"un encuentro de la fraternidad taurina que marca un hito histórico en el devenir de las relaciones internacionales de la tauromaquia".
*****