la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 7 de mayo de 2016

Códigos éticos / LFU



"...la generalización de los clichés o frases hechas que valen para una cosa y la contraria y, sobre todo, para dotar de aparente elocuencia a unos políticos cuya preparación brilla por su ausencia y cuya única habilidad probada es su destreza en lamer traseros de los que ocupan el aparato de sus respectivos partidos, resulta exasperante..."

Códigos éticos

6 de mayo de 2016
Cada día que pasa aumenta mi intolerancia hacia la estupidez institucionalizada. Ya no es cuestión de ideologías. Debe ser un problema generacional, pero la generalización de los clichés o frases hechas que valen para una cosa y la contraria y, sobre todo, para dotar de aparente elocuencia a unos políticos cuya preparación brilla por su ausencia y cuya única habilidad probada es su destreza en lamer traseros de los que ocupan el aparato de sus respectivos partidos, resulta exasperante.

Si el término "progresista" produce hilaridad en labios de un estalinista bolivariano como Pablo Iglesias, lo del código ético, hallazgo feliz de este hatajo de mediocres, es de aurora boreal. Verán ustedes: el "código ético" de Podemos exige la dimisión del cargo público que tenga una cuenta en Panamá -aunque esté declarada- pero defiende y aplaude a una condenada y convicta de un delito contra la libertad religiosa cuando, miren ustedes por donde, el punto VI del famoso código ético dice: "como persona integrante de PODEMOS me comprometo a VI. Debatir con honestidad todas las opiniones y respetar a todas las personas con independencia de cuáles sean sus pareceres, fomentando el diálogo y la búsqueda de consenso.

El código ético de Podemos también dice h) Evitar la contratación pública con empresas en las que el miembro de Podemos o sus familiares puedan tener algún tipo de interés económico. Pues basta asomarse a la hemeroteca - vulgo buscar en google- para ver cómo las familias de Rita, Coulau y Carmena copan altos cargos de la administración.

Corta vida le auguro al código ético de podemos que sirve lo mismo para un roto que para un descosido y que no lo cumple ni Rita, ni una jueza presuntamente prevaricadora que se ha venido arriba en los controles de los aeropuertos haciendo aspavientos contra la Guardia civil,

Y si miramos a Ciudadanos, la cosa también tiene su guasa. Su "código ético" -por cierto, éste no lo encuentro en la página web- les llevó a pedir la cabeza del alcalde de Granada -al que por el momento no se sabe de qué se le acusa debido al secreto del sumario- y sin embargo, no les exige pedir la cabeza de un consejero de la Junta imputado por supuesta prevaricación. Y es que, les han dicho que no se trata de meter la mano en la caja, sino de un supuesto error en un procedimiento de adjudicación. Toma ya.

Para mí que la "nueva política" (otro hallazgo reciente) es tan rancia como la vieja, pero con palabras "progreso" "cambio", "código ético" y "nueva política" que sólo sirven para desesperarme y sumirme en la melancolía.