la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 10 de mayo de 2016

Zidane y el modelo de ganar / por Juan Manuel Rodríguez



Zinedine Zidane se ha convertido en el tercer entrenador de fútbol debutante en la Copa de Europa en alcanzar la final de la competición; los otros dos, Guardiola y Di Matteo, la ganaron, así que, en caso de victoria el 28 de mayo, Zizou sería el tercero en conseguirlo.

Zidane y el modelo de ganar

Ahora Zinedine Zidane es, y citaré textualmente al director adjunto de El País, Juan Cruz, "la pasión del fútbol", pero cuando Florentino Pérez tomó la decisión de destituir en enero a Rafa Benítez y poner en su lugar al entrenador del Castilla, todo el mundo dijo que el presidente del Real Madrid se había vuelto loco y, recién iniciado el año 2016, el periodismo deportivo dio por embarrancado el proyecto. Nada más llegar, Zidane, como siempre, sonrió y dijo que las cosas irían bien, pero el filial del Real Madrid encadenó varias victorias consecutivas e inmediatamente salieron los agoreros de siempre a decir que el entrenador bueno de verdad no era Zizou sino Luis Miguel Ramis. Es más, en defensa de lo errónea que era la decisión de echar a Benítez para colocar a Zidane llegó a esgrimirse que, lejos de disminuir, la distancia entre el Barça y el Real había aumentado. No oigo ni leo a nadie ahora hablando de esa distancia, que se ha reducido hasta la mínima expresión.

El fútbol es ventajista e interesado. Pondré un ejemplo: nadie le dijo a Ancelotti en la rueda de prensa inmediatamente posterior a la conquista de La Décima que eso de ganar la Copa de Europa no estaba nada mal pero que se echaba de menos un modelo, un método, una guía, un director deportivo... Sí se le preguntó sin embargo a Florentino Pérez, no logro recordar el momento exacto, cuando, en una de esas crisis diarias en las que hay que cerrar el estadio Santiago Bernabéu, alguien le preguntó algo así como "¿quién ha fichado a este jugador?", a lo que el presidente del Real Madrid respondió, con tino, esto otro: "El mismo que ganó La Décima"
Ahora se reivindica a Zidane como un hombre del fútbol que ha sabido conectar con su plantilla, ni más ni menos que "la pasión del fútbol", pero si, Dios no lo quiera, el equipo no gana nada... surgirá el Diego Torres de turno para hablar del modelo.

Zinedine Zidane se ha convertido en el tercer entrenador de fútbol debutante en la Copa de Europa en alcanzar la final de la competición; los otros dos, Guardiola y Di Matteo, la ganaron, así que, en caso de victoria el 28 de mayo, Zizou sería el tercero en conseguirlo. El agitprop reivindicó la figura de Pep, un genio, mientras que al pobre Di Matteo le dio una tunda de dimensiones estratosféricas por ocurrírsele ganar la competición más importante de clubes jugando a lo que podía y, lo que es aún más importante, a lo que le daba la real gana. Pienso que con Zidane, a quien se trata de colocar el sambenito de mero comparsa, de un "gestor de egos" que sabe cómo llevarse bien con los jugadores, que son los que mandan, acabará sucediendo lo mismo. Pero el hecho de que hoy, ahora mismo, el Real Madrid Club de Fútbol sea el único equipo en condiciones de ganar Liga y Champions reivindica, mal que les pese a algunos, al Zidane entrenador, una "marioneta" según el radiofonista Ares.