la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 4 de abril de 2018

Espectacular minotauro ilustra el cartel de la Feria del Toro de Pamplona, obra del artista francés Laurent Pallatier




Es obra del artista francés Laurent Pallatier, conocido como Loren


PAMPLONA 04/04/2018 
Un minotauro corriendo el encierro anunciará este año la Feria del Toro de los sanfermines, una obra del artista francés Laurent Pallatier, Loren, de «afición taurina enorme» y que ha considerado un «inmenso honor y gran placer» el encargo de la Casa de la Misericordia de Pamplona.

La obra, que integrará la colección de la Meca -propietaria de la plaza de toros de Pamplona y empresaria de su feria taurina- con obras de renombrados artistas a los que encarga cada año la factura del anuncio, ha sido presentada hoy en conferencia de prensa por su autor, quien ha descifrado los guiños que contiene un cartel que hace preguntarse en primer lugar si el minotauro «correría el encierro con los hombres o con los toros».

La imagen es la de la nuca de un toro, con espalda musculosa de hombre y pañuelo rojo sanferminero al cuello, entrando en el ruedo pamplonés que se vislumbra al frente en su testuz en color amarillo, con otros elementos como la firma del autor a modo de tatuaje en el bíceps del minotauro o la inclusión del logotipo de la Casa de Misericordia como si fuera uno más de los hierros de las ganaderías que se lidiarán en la próxima feria de Pamplona.

El presidente de la Comisión Taurina de la Meca, José María Marco, ha presentado a Loren como un artista de «afición taurina enorme», surgida desde que de niño veraneaba con sus padres en Salou, y aunque «cambió el estoque por los pinceles», «quizá perdimos un torero pero ganamos un artista», ha respaldado.

Se refería así a la biografía de Loren, quien con 5 años en Salou toreaba con la toalla a modo de capote en la playa, donde con sus amigos escenificaba los encierros de Pamplona, y donde comenzó a acudir a corridas en las plazas de todos de Cataluña para, años después, incluso llegar a torear de novillero como «El rubio de París» tras su paso por una Escuela Taurina para formarse.

Tras encauzar su vida por otra faceta artística, la de las artes plásticas, hoy vive en Andalucía y es conocido por iniciativas relacionadas con el mundo taurino como la reutilización en collage de trajes de luces troceados o las «toreografías», pinturas resultantes de torear con la muleta empapada en pintura sobre un lienzo, o sus «corridas picassianas» con la plaza de toros de Málaga decorada con sus obras.

Marco ha agradecido al artista que «el prestigio de nuestra colección de carteles siga incrementándose» con esta obra.

El propio Loren ha recordado el inicio de su afición a los toros en la playa de Salou junto a otros niños, alguno de ellos de Pamplona y con los que mantiene su amistad, una época en la que ha recordado sus juegos simulando los encierros: «Quizá allí se me ocurrió poner un minotauro para el encierro».

Ha explicado la simbología del cartel, con la «explosión» en amarillo a la llegada del minotauro al ruedo, una imagen que descansa sobre la frase «Feria del Toro /2018. Pamplona/Iruña/San Fermín» en la que la tipografía de las letras pone en lugar destacado «Fe» por «la fe del corredor» e «Ir» para que «acudan a Pamplona, a la feria más importante del mundo», ha dicho.

El animal de la imagen no representa a ninguna ganadería en concreto, ya que su cabeza, cuernos y morfología son una mezcla de imágenes que busca «el toro más estéticamente correcto».

De su amor por los toros da cuenta la experiencia a modo de performance artística de que vivió en la Plaza de Toros de Vic-Fezensac durante el fin de año de 1999, donde convivió tres días separado tan sólo por un cristal blindado con el toro "Marisquero" de la ganadería de Cebada Gago, con una "primera noche terrible" en la que el toro embestía al intruso pero con el que paulatinamente acomodó la convivencia e incluso bebió el champán de Nochevieja.