la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 11 de mayo de 2016

MADRID: AGUA DE MAYO Y SUSPENSIÓN / por Antolín Castro


Así quedó la plaza cuando nos íbamos


"...Hoy se han preocupado del público, así lo manifestaban cuantos tenían un micrófono cerca, pero… nos preguntamos si en días anteriores lo han estado igual..."


AGUA DE MAYO Y SUSPENSIÓN

Antolín Castro
España
S.I.16.- Tenía que llegar y llegó… la suspensión por causas meteorológicas. Cierto es que llueve en Madrid y lo hace sobre mojado, pero hay días y días.

Hoy toreaban dos espadas con un único paseíllo, Eugenio de Mora y el mexicano El Payo que, lamentablemente se han quedado sin actuar en San Isidro. El otro espada, el francés Juan Bautista, ya había consumido un turno el pasado domingo, con más barro y cortando una oreja con el mejor toro, de Montealto, lidiado hasta ahora.

Con tanta lluvia se hace complicada la decisión de poner las lonas o dejar que se oreé la arena, mojada de varios días. Llevamos lluvia desde el comienzo de la feria y cada día parece que van tomando una decisión diferente. Hoy al ver puestos los plásticos parecía que estaba a resguardo el ruedo pero el problema era que a la hora del festejo llovía y el pronóstico era que iba a continuar lloviendo.

Hoy se han preocupado del público, así lo manifestaban cuantos tenían un micrófono cerca, pero… nos preguntamos si en días anteriores lo han estado igual. 

Hoy había una diferencia muy sustancial y sin querer aseverar que ese sea el motivo que más ha pesado, lo cierto es que se estaban devolviendo entradas a montón, con largas colas formadas. La razón era que habiendo cambiado la ganadería se podía pedir la devolución del importe de las entradas. Había tantos en las colas de devolución antes de la suspensión que se vislumbraba que en la plaza iba a quedar menos de un cuarto de plaza (a la hora de la decisión había dos mil personas como mucho en los tendidos y gradas).

No es habitual en los últimos años el que se suspenda una corrida en Las Ventas, pero hoy se dieron demasiadas coincidencias para que el espectáculo no tuviera muchos estímulos para empezar el festejo.