la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 4 de mayo de 2016

Éxito de Simeone, fracaso de Guardiola / por Juan Manuel Rodríguez

 

"..La etapa de Guardiola al frente del Bayern ha sido mediocre. No se le contrató para ganar la Bundesliga y él lo sabe. En la Copa de Europa ha sido eliminado en semifinales por los tres equipos que luchan por la competición española, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid..."


Éxito de Simeone, fracaso de Guardiola

Con el Atleti de Simeone suele suceder lo que con los equipos de Mourinho y, al final de cada partido, y más aún si se trata de uno como el de ayer que te coloca ni más ni menos que en la antesala de conquistar una Copa de Europa, el establishment periodístico se hace una serie de preguntas en voz alta: "¿De dónde venimos", "¿Hacia dónde vamos?", "Quién fue mejor", "Quién mereció ganar?"... Es la clase de preguntas que suele hacerse el perdedor porque al ganador le importa literalmente un rábano esta discusión filosófica sobre la nada. Con las opiniones pasa como con los culos, que todos tenemos uno, pero el dato objetivo, el único que importa, es que el Atlético de Madrid ha vuelto a conseguir clasificarse para una final... jugando sus cartas, que no están precisamente marcadas y que todo el mundillo del fútbol conoce a las mil maravillas. Enhorabuena al Atleti. Felicidades a mis amigos colchoneros.

El Bayern frió literalmente a pelotazos al Atleti. Era lo previsto puesto que el Atleti llegaba al partido de vuelta con un 1-0 y al equipo de Guardiola no le quedaba otra que atacar. Y eso es lo que hizo el Bayern, atacar, atacar y atacar, lo que sucede es que el Atlético de Madrid hizo lo que mejor suele hacer y se defendió, se defendió y se defendió. El Bayern tuvo, el Bayern pudo, pero el Bayern no culminó salvo en el libre directo de Alonso, precedido por cierto de una falta inexistente, y, muy al final, con el gol de Lewandowski. El penalti marrado por Müller puso definitivamente sobre aviso a Simeone, que, si no lo estaba ya, acabó de convencerse del todo de que su equipo tenía que marcar si no quería caer eliminado: la entrada de Carrasco llegó a tiempo, la de Coman demasiado tarde.

La etapa de Guardiola al frente del Bayern ha sido mediocre. No se le contrató para ganar la Bundesliga y él lo sabe. En la Copa de Europa ha sido eliminado en semifinales por los tres equipos que luchan por la competición española, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Ayer decía Guardiola que espera que el salto de calidad lo dé Ancelotti, pero en realidad el salto de calidad ya lo pegó Heynckes, su antecesor en el cargo, que lo ganó todo y a quien traicionaron el club muniqués, su club, y apuñaló por la espalda su sustituto. Guardiola, en realidad, ha dado un salto de calidad... pero hacia atrás. Preguntado por Susana Guasch, en una entrevista por cierto incomodísima que mi compañera salvó con sobresaliente, por si quería que hoy ganara el City, Pep dijo "sí" con la boca pequeña y muy bajito. Yo creo que, en el fondo, Guardiola no quiere ponerse en lo peor, que para él sería que Pellegrini convirtiera al City en campeón de Europa: ¿Se imaginan?...