la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 5 de mayo de 2016

Real Madrid, un club con suerte / por Juan Manuel Rodríguez.



"...Para explicar las anteriores Copas de Europa se apeló al franquismo, así en general, y a los arbitrajes. Para justificar la de 2014 se tiró de la flor que Ancelotti tiene en salva sea la parte. Para razonar esta nueva final han pedido el comodín de la suerte: ¡Qué suerte tiene el Real Madrid y qué mala suerte tiene el resto!..."

Real Madrid, un club con suerte

El Real Madrid jugará en Milán su decimocuarta final de la Copa de Europa. De las trece disputadas hasta ahora ganó diez (La Décima, muy reciente, en 2014) y perdió tres. Al antimadridismo, tan exigente con el club blanco, le parecen pocas diez Copas de Europa y querrían más, muchas más: el 28 de mayo podrían ver de nuevo cumplido su sueño. El mérito indudable de este Real Madrid, al de la segunda etapa de Florentino Pérez al frente del club me refiero, porque en la primera sí hubo un responsable del fútbol, es haberse convertido en el único equipo de las cinco grandes Ligas (o sea, el único equipo) que ha jugado las últimas seis semifinales, ha ganado una competición, la de hace dos años, y esté en disposición de conquistar otra, la de dentro de veintitrés días, sin la figura de un director deportivo, sin un modelo y con un entrenador que es un bebé.

El Barça, por ejemplo, que sí sabe a lo que juega y que tiene un modelo, quedó apeado en cuartos de final por el Atlético de Madrid, que sí tiene un director deportivo (José Luis Pérez Caminero) y un entrenador que exprime lo mejor de su plantilla. Pero, ¿el Real Madrid?... ¿Qué tiene el Real Madrid?... Huérfano, sin un hombre del fútbol que diga a qué jugadores conviene traer y a cuáles no, sin un modelo al que poder aferrarse, el Real Madrid ha ido dando tumbos por la competición, con excedente de medias puntas, hasta que, casi sin darnos cuenta, tacita a tacita, se ha plantado en otra final, la decimocuarta de su historia. Para explicar las anteriores Copas de Europa se apeló al franquismo, así en general, y a los arbitrajes. Para justificar la de 2014 se tiró de la flor que Ancelotti tiene en salva sea la parte. Para razonar esta nueva final han pedido el comodín de la suerte: ¡Qué suerte tiene el Real Madrid y qué mala suerte tiene el resto!...

Michael Levine, un escritor y hombre de negocios estadounidense, autor de libros de éxito, famoso publicista y conferenciante de postín, suele decir que los triunfadores tienen mucha suerte, "si no lo crees, pregúntale a un fracasado". Así que la suerte irrumpe en nuestras vidas como nuevo concepto futbolístico creado ad hoc para el Real Madrid. La suerte, que ni se entrena ni se diseña sino que surge espontánea y que se abre camino por los despachos del estadio Santiago Bernabéu. Hay quien nace con estrella y quien nace estrellado, el Real Madrid nació con estrella. Si, por esas casualidades que tienen la vida y la fortuna, el club deportivo con más suerte del mundo gana en Milán La Undécima, me gustará ver cómo, en mitad de la fiesta, le preguntan a Zidane por su potra, por la ausencia de un director deportivo y por ese inexistente modelo que, de momento, ya ha colocado al club blanco en su decimocuarta final. ¡Qué suerte tener tanta suerte!